Descomposición de alimentos

Para entender los riesgos de comer alimentos en mal estado, hoy te daremos información clara para conocer el proceso de descomposición de los alimentos. Además de entender por qué se descomponen los alimentos, veremos cómo detectar las señales de descomposición y algunos tips para conservar los alimentos.

descomposicion de alimentos
¿Cómo y por qué se descomponen los alimentos?
El proceso de descomposición es natural en todo organismo, se trate de alimentos de origen vegetal o animal. La simple naturaleza indica que una vez muertos los animales o cosechados los vegetales comienza el proceso de descomposición natural.

La presencia de microorganismos como hongos y bacterias son las principales causas de la descomposición de los alimentos. La acción efectuada por estos organismos es visible con mucha sencillez, ya que la aparición de moho y esporas en la superficie de ciertos alimentos es una de las señales más evidentes de descomposición, sin contar el mal olor.

Además, no debemos olvidarnos de las enzimas. Estas sustancias proteicas están presentes en todos los organismos vegetales y animales. Causan reacciones químicas que implican cambios en la textura y conformación de los alimentos que son parte del proceso natural de descomposición. Lo que hacemos al cocinar los alimentos es detener esa reacción producida por las enzimas.

Factores que aceleran la descomposición
Hay factores que afectan a los alimentos haciendo que se echen a perder más rápido. Entre esas causas o factores debemos tener en cuenta la temperatura de conservación de los alimentos, que incide de varias maneras. Asimismo, la exposición a ambientes muy húmedos, la oxidación de los alimentos, la incidencia de insectos o plagas animales (roedores), así como las deficiencias en el manejo de los alimentos son algunas de las causas de rápida descomposición.

Señales de descomposición
Como señalamos antes, las señales de descomposición son varias. Las más evidentes se producen a nivel de coloración de los alimentos, así como la aparición de olores fuertes que se van tornando más desagradables cuanto mayor es el grado de putrefacción de los alimentos.

Aunque puede que estas señales no sean tan evidentes, y sí puede percibirse modificaciones en el sabor. Evitar el consumo de alimentos con sabor rancio y evidentemente pasados de su fecha de vencimiento son algunas de las precauciones más importantes para evitar intoxicaciones. Asimismo, debemos cuidar la forma de almacenar los alimentos.

Almacenamiento de los alimentos
Cómo almacenamos los alimentos influye drásticamente en las condiciones de conservación. Debemos tener en cuenta, además de la fecha de vencimiento, las indicaciones que traen los productos envasados en cuanto a la temperatura o lugar en que debemos guardarlos.

Se debe cuidar la temperatura de refrigeración requerida, ya que ello está ligado al tiempo máximo que podemos guardar los alimentos y consumirlos sin que afecte a nuestra salud. Deberás atender al tiempo que guardas los alimentos congelados, ya que tampoco deben permanecer indefinidamente en el freezer. También es necesario prestar atención a los niveles de humedad ambiente y la manera en que guardamos los alimentos que no requieren conservarse en frío.

Efectos de consumir alimentos descompuestos
La intoxicación con alimentos en mal estado incluye síntomas como dolores estomacales, náuseas, diarrea y vómitos. Como verás, son síntomas comunes a varias enfermedades o afecciones digestivas. De todas maneras, el tratamiento por intoxicación no suele ser complicado ni duradero. Eso sí, debes tener cuidado con el aumento de la temperatura corporal y el dolor continuo, ya que, sumado a lo anterior, podría ser señal de una apendicitis u otros trastornos severos.

Además de respetar las fechas de caducidad de los alimentos y las formas de conservación recomendadas, debes tener la precaución de no consumir alimentos que evidencien signos de descomposición y mal estado. Y siempre es bueno que tengas en cuenta los cuidados más básicos para la higiene de los alimentos.