El Tempeh y sus propiedades

0

Tal vez aquellas personas que son vegetarianas ya conozcan este alimento, pues es uno de los principales sustitutos de la carne. Pero para quienes no lo conozcan o quieran saber más sobre él hoy les contamos qué es el tempeh y cuáles son sus propiedades.

El Tempeh y sus propiedades

¿Qué es el Tempeh?
El tempeh es un alimento elaborado a partir de la soja, cocido y ligeramente fermentado con un moho: rhizopus, que se prepara en los países asiáticos desde hace cientos de años.

Este alimento se puede preparar tanto en forma casera o también comprarlo ya industrializado. En el caso del tempeh que se comercializa debemos leer bien la etiqueta ya que generalmente se le adicionan otros cereales, como por ejemplo cebada, o también condimentos.

El tempeh es bastante sabroso, tiene un sabor similar al de la nuez, a diferencia del tofu que en general es un poco más insulso, por ello si eres vegetariano y no te ha agradado el sabor del tofu puedes probar este alimento, que a su vez tiene mayor cantidad de proteínas, calcio e isoflavonas benéficas.

Propiedades del Tempeh
Lo primero a destacar del tempeh en cuanto a sus propiedades es que es un alimento elaborado a base de soja y como tal tiene todos los beneficios de esta legumbre, con los cuales podríamos hacer una lista interminable.

Sin embargo el mayor beneficio del tempeh es que su alta concentración de proteínas lo convierten en un excelente sustituto de los alimentos de origen animal, por lo que es específicamente indicado para aquellas personas que realizan una dieta vegetariana.

Consumiendo tan solo 110 grs. de tempeh al día estamos aportando a nuestro organismo más del 40% de las proteínas que necesitamos y lo mejor de todo es que aporta solo 225 calorías.

Las isoflavonas que mencionábamos anteriormente aportan muchos beneficios para nuestro organismo, por ejemplo ayuda a las mujeres que se están acercando a la edad de la menopausia a aliviar los molestos síntomas y fortalecer los huesos.

En la población general el tempeh reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, sobre todo los vinculados al tracto digestivo, regula los niveles de azúcar en sangre, funciona como un potente antioxidante gracias a su alto contenido en manganeso y cobre, promueve la salud digestiva, regula el ritmo intestinal y la lista sigue.

El Tempeh en la cocina
El tempeh es un alimento muy versátil que se puede utilizar de diversas maneras en la cocina. Por lo general se lo corta en cubos y se cocina salteado o frito, aunque también se lo puede incluir en sándwiches y ensaladas.

En general en Indonesia, país de origen del Tempeh, se lo cocina salteado hasta que toma un color dorado, pero si tu lo prefieres puedes cocinarlo hervido, al vapor, al horno, en el micro o como más te guste.

Por su textura firme puedes rallarlo fácilmente o también cortarlo en finas rodajas para convertirlo en hamburguesas, también para incorporarlo a las ensaladas lo puedes desmoronar.

¿Como hacer Tempeh en casa?
Preparar el tempeh en casa tiene muchos beneficios en relación al tempeh que se comercializa, por un lado será mucho más económico y además sabremos que el producto que estamos consumiendo es totalmente natural, sin conservantes industriales.

Para la preparación es necesario comprar soja descascarillada y dejarla en remojo en agua durante toda la noche. Al día siguiente se debe tirar el agua y enjuagar.

Luego cocinar al fuego cubierto de agua durante 30 minutos con dos cucharadas de vinagre, retirar del fuego y en ese momento agregar una cucharada de esporas del hongo Rhizopus, que se puede conseguir en tiendas naturistas.

Cuando la preparación se haya enfriado debemos colocarlas en dos bolsas de plástico, a las cuales debemos hacerles algunas perforaciones con una aguja gruesa separadas de a 1 cm. aproximadamente para que la preparación respire.

Dividimos la preparación en dos, la colocamos dentro de las bolsas y la presionamos hasta lograr una plancha de unos 3 cm. de altura y dejamos las bolsas en un lugar cálido (30 °C) durante 36 a 48 hs. Luego de este período de tiempo ya tendrás tu tempeh casero listo para consumir, puedes reservarlo en la nevera por unos diez días.

En la foto de arriba vemos cómo queda el temeh recién preparado, y en la de abajo vemos cómo queda luego de la fermentación.

¿Has probado tempeh alguna vez? ¿Qué te ha parecido este alimento?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *