La orinoterapia

Quizás actualmente no exista suficiente evidencia en el ámbito científico de que esta práctica genere resultados en su aplicación terapéutica, pero lo cierto es que cada vez más su uso y su eficacia se han avalado como un verdadero agente terapéutico alternativo, además de que muchos de los componentes químicos de la orina pueden ser útiles a gran escala y servir para diferentes propósitos. Por ello en el día de hoy analizaremos un poco más sobre si sirve o no la orinoterapia.

Orinoterapia

La orinoterapia en la historia
En muchas culturas antiguas se utilizó, y se sigue usando hasta el día de hoy, la orinoterapia como terapia alternativa. Hay documentos que indican el uso de la orinoterapia en la Antigua Roma y en la India, y distintas fuentes vinculan la orinoterapia a antiguos practicantes de religiones como el cristianismo y el hinduísmo, ya que su uso estaba basado en distintas creencias y mitos.

La orinoterapia y la medicina tradicional
En la actualidad, los estudios que se han realizado nos permiten saber con seguridad que la orina se compone principalmente de agua y  urea, además de muchos otros compuestos como hormonas o metabolitos en pequeñas cantidades.

la Orinoterapia

En el ámbito estrictamente científico, hasta el día de hoy no se han verificado las bondades o beneficios del tratamiento con orina sin procesar, aunque sí están comprobados de hecho varios de los usos que pueden tener sus componentes aislados.
Por ejemplo, la urea tiene una decena de usos comerciales en productos de todo tipo. Algunos de esos usos son: en la producción agrícola, como fertilizante por su alto contenido de nitrógeno y también como componente en la elaboración de algunos alimentos para animales; en la fabricación de algunas cremas para la piel, acondicionadores para el cabello, o productos blanqueadores dentales; en la elaboración de algunos compuestos en aerosol para primeros auxilios, por su reacción en contacto con el agua, entre otros.

Otro de los compuestos producidos en los riñones y que se han aislado de la orina es la uroquinasa, que se utiliza clínicamente como un agente para tratar algunos casos severos de trombosis, tromboembolismo pulmonar, infarto de miocardio, terapia intravenosa o diálisis.

La orinoterapia hoy en día
Los defensores de la orinoterapia consideran que esta práctica, y en particular la urea, pueden tener efectos anticancerígenos, ya que las células cancerígenas liberan en la orina los agentes que producen sus anticuerpos, pero esto tampoco ha sido confirmado científicamente.

También se le asocia a la orinoterapia beneficios para la piel y la posibilidad de reducir el cansancio y recuperar energía, e incluso se recomienda su uso para bajar de peso.

Por otra parte, la orina puede poseer algunos elementos tóxicos en caso de ser bebida, por eso incluso los cultores de esta terapia recomiendan acompañarla de una dieta saludable y libre de toxinas.

Muchos han optado por la orinoterapia como medicina alternativa y consideran que esta práctica trae muy buenos resultados, basándose en los beneficios comprobados de algunos de sus componentes, en la experiencia propia, y en algunas pocas experiencias documentadas y estudiadas pero que aún no resultan suficientes para la comunidad científica, pero que dependiendo quizás también del organismo y las circunstancias personales de cada uno, pueden dar resultado.

 

http://www.youtube.com/watch?v=dGbGuFhntDg