Las 10 cosas que todos arrepienten antes de morir

0

Al final de tu vida o cuando las cosas se complican debido a alguna enfermedad terminal la gente evalúa las cosas que ha hecho o no durante su vida. Todos sin excepción lamentan y arrepienten de muchas cosas antes de morir. Esta lectura va para todos aquellos que aún tienen una vida sana y prometedora, evalúa y pon en práctica lo que aún no has hecho o tienes en mente antes que sea demasiado tarde.

A continuación las frases más repetidas por los hombres antes de morir:

1. No perseguí mis sueños y ambiciones

El pensamiento más repetido de quienes están en el tramo final de su vida es no haber tenido el coraje suficiente para perseguir todos sus sueños y ambiciones. Cuando miran hacia atrás destacan las metas que no cumplieron por falta de tiempo, por temor o cualquier otra situación. Por tanto mientras tengas vida trata de cumplir todos tus sueños y anhelos.

2. Trabajé demasiado y descuide a mi familia

Esto se escucha de los adictos al trabajo. Aquellos que dedicaron excesivamente al trabajo en busca del éxito y del dinero descuidaron pasar más tiempo con su familia y seres queridos, tiempo que no se recupera nunca. Hay padres que eligen trabajar por sobre su familia perdiéndose de esta forma la posibilidad de ver crecer a sus hijos, cosa de la que después se arrepienten.

3. No dije “Te Amo” tantas veces cuanto fueron necesarias

Manifestar el amor hacia otra persona es una de las cosas mas lindas de la vida, pero en muchas ocasiones no lo hacemos por temor al rechazo. Lo cierto es que al final de los días valorarás mas haber dicho “Te Amo” cuando lo sentías en lugar de quedarte con la duda del “que hubiera pasado si lo decía…” por el resto de tu vida.

4. Debí haber confrontado mas y callado menos

Muchos prefieren evitar confrontar con ciertas personas para mantener las cosas de forma civil. Lo cierto es que suprimir tanta angustia e ira puede llevar no solo a problemas de salud, sino que te hace emocionalmente mas frágil y no permite que desarrolles tu potencial. Para tener relaciones saludables es necesaria la confrontación, siempre que sea en tono de respeto y cordialidad.

5. No viví honestamente

Cuando hablamos de tener una vida honesta nos referimos a dejar de actuar para agradar a otras personas y ser uno mismo en cualquier situación y en cualquier lugar. No es sano que nos amen por algo que realmente no somos y cuando llegue tu momento lamentarás no haber sido tú mismo en vez de pretender ser alguien mas.

6. No resolví todos mis problemas

La vida está llena de problemas con otras personas y tener conflictos por años con algunas de ellas es algo que lamentarás al final de tu vida. No dejes que el enojo dure mas de un par de días y resuelve tus conflictos mientras tengas tiempo de hacerlo.

7. Desearía haber tenido un hijo

Ciertas personas eligen no tener hijos durante su vida ya que tener que criarlos puede dificultar conseguir sus metas personales. Lo cierto es que al final de la vida son los hijos y nietos quienes mas demostrarán amor, además de ser los receptores de todo el trabajo que hayas hecho y los bienes que hayas alcanzado durante tu vida.

8. No ahorré demasiado pensando en mi jubilación

Llegada la tercera edad deberíamos vivir una vida tranquila y mínimamente confortable, cosa que no podremos hacer si durante nuestros años de trabajo activo nunca pensamos en ahorrar dinero suficiente para tener una vida digna una vez que nos hayamos jubilado.

9. La felicidad siempre es una opción, desearía haberlo sabido antes

Rara vez las personas se dan cuenta que la felicidad es siempre una opción. Es fácil jugar el papel de víctima y culpar a ciertas circunstancias que nos impiden salir adelante, o bien pretendemos ser felices cuando en verdad tenemos miedo a explorar lo que podría suceder. Toma decisiones para ser feliz, no le temas al cambio y no te preocupes por lo que dirán los otros.

10. Debí haber pasado mas tiempo con amigos

Es muy fácil perder contacto con los amigos que da la vida, pues el trabajo, la familia y las ocupaciones llevan a que los encuentros con amigos sean cada vez menos frecuentes. Lo cierto es que éste es uno de los grandes reproches de las personas antes de morir, pues en definitiva son los amigos quienes nos acompañan hasta el último momento de nuestras vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *