Mujer adicta al agua admitió que toma unos 25 litros por día

0

Una mujer del Reino Unido reveló su fijación con la más pura de las bebidas, que llegó a traerle hasta problemas en el trabajo. Mientras existen en el mundo aquellos que batallan contra el excesivo consumo de alcohol o incluso de la Coca – Cola, la británica Sasha Kennedy admitió que ella es adicta al agua y que su vicio la lleva a consumir hasta 25 litros por día.

Mujer adicta al agua admitió que toma unos 25 litros por día
Kennedy, de 26 años, es madre de dos niños y entiende la importancia de tomar agua, pero ella llevó muy lejos el consejo de los nutricionistas de ingerir dos litros al día. En vez, ella consume seis galones, el equivalente a entre 25 y 27 litros.
“Siento sed todo el tiempo y necesito estar tomando agua, es como un hábito adictivo”, expresó la mujer al sitio inglés The Sun. “La boca se me empieza a secar y necesito un poco más. Es en lo único que puedo pensar”, explicó.
“La gente no puede creer que alguien pueda tomar tanta agua hasta que me conocen y entonces no pueden creer lo que ven”, convino Kennedy, quien vive con sus hijos en una casa de la localidad de Southend-on-sea, Essex.


El problema con la adicción de Kennedy es que, si bien nunca tuvo problemas de salud por ella, sí le alteró los hábitos. La mujer va al baño unas 40 veces por día y se levanta numerosas veces durante la noche.
“Lo máximo que llegué a dormir de corrido fue una hora y cuarto, porque me tengo que levantar al baño o a tomar más agua”, señaló Kennedy, quien es madre de Reggie, de dos años, y Fraser, de uno.
Si bien la adicción de Kennedy se desarrolló desde su infancia (a los 13 años ya tomaba 15 litros por día), sus pequeños no parecen tener la misma necesidad de H2O que ella.
Kennedy empezó a trabajar como asistente en una zapatería a los 16 años tras dejar el colegio. La mujer llegó a mover el bidón de agua para los empleados cerca de su escritorio, para tener más cerca su precioso elíxir.
Además, la mujer empezó a fumar y eso contribuyó a sentir la boca “más seca” y a necesitar más agua. Finalmente, Kennedy dejó de trabajar y ahora se dedica a sus hijos a tiempo completo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *