Saltar al contenido

Ahora ya sabemos como las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos

Reproducen cómo se forman las infecciones bacteriales resistentes a los antibióticos

La universidad de Michigan (EE.UU.) ha logrado identificar mediante experimentos, como las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos en su laboratorio, estas investigaciones son de gran ayuda en la lucha para combatir este tipo de problemas en la humanidad.

Fue un grupo de médicos, matemáticos e ingenieros quienes diseñaron un aparato que simula el torrente sanguíneo, y con el cual demostraron que las bacterias forman grumos resistentes a los antibióticos en muy poco tiempo. Este aparato reproduce la fuerza de la corriente sanguínea y se le añadió una cepa de bacterias de tipo Klebsiella pneumoniae, la que genera una de las infecciones más comunes en la sangre.

Se comprobó que en en 2 horas se formaron grumos o acumulaciones de entre diez a veinte bacterias en el líquido, aproximadamente el mismo tiempo en el que se desarrollan las infecciones en humanos. Se demostró que estos grumos se forman solamente cuando aparecen ciertas moléculas pegajosas de carbohidratos en la superficie de la bacteria. Estos grumos bacteriales persistieron a pesar de haber recibido dosis de 2 tipos diferentes de antibióticos, y parece que aprendieron a protegerse contra los medicamentos al mantenerse agrupadas.


Se hicieron pruebas en ratones y al inyectar esos grumos, las bacterias se mantuvieron intactas aún después de recorrer muchas arterias del torrente sanguíneo. Estos grumos, aproximadamente del tamaño de una célula de la sangre, sobrevivieron a la filtración que ocurre en los vasos sanguíneos pequeños y que defiende al cuerpo contra las enfermedades.

El estudio demuestra que si se permite crecer a las bacterias en ambientes de fluido dinámicos como los que encuentran en el torrente sanguíneo, empiezan a protegerse entre ellos y el determinar como las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos permite a los científicos buscar mecanismos de control y tratamientos efectivos en contra.


La mayoría combate pequeños cortes, heridas, o similares con su inmunidad natural, pero pacientes con cáncer, diabéticos, ancianos, y personas en riesgo son mucho más propensos a desarrollar infecciones agresivas.

Desde entonces se viene trabajando para identificar la manera inteligente de filtrar las bacterias eficazmente y sacarlas del torrente sanguíneo. Además, se están adaptando nuevos mecanismos de aseo y cuidados en los hospitales para prevenir complicaciones a pacientes expuestos a fuentes de infección, como un catéter de tubería, el cual permite a miles de bacterias ingresar al torrente sanguíneo.

Video de como las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos