Saltar al contenido

Alimentos para el envejecimiento

Alimentos para el envejecimiento

Hablaremos de alimentos para combatir el envejecimiento. Todos sabemos que el oxígeno es vital para los seres humanos, pero lo que muchos no saben es que la constante exposición a él causa daños irreversibles en nuestras células y estructuras orgánicas.

Alimentos para el envejecimiento

Este elemento forma radicales libres, quienes producen reacciones en cadena y dañan sin remedio membranas celulares, tejidos, proteínas y ADN, entre otros. El daño de este último ácido nucleico es lo que produce el envejecimiento paulatino de las células y lo que se refleja en el exterior de nuestro cuerpo a medida que pasan los años.

A pesar de las creencias populares, muchas dietas antioxidantes no rejuvenecen, pero sí existen alimentos que ayudan a que el daño sea menor.

Comer vegetales es clave
Investigaciones han puesto en evidencia el por qué la gente de las zonas mediterráneas suele ser tan longeva: su dieta. Frutas y verduras tiene la mayor cantidad de antioxidantes naturales entre los alimentos y aún más si son orgánicas.

Por supuesto que hoy en día no siempre es fácil conseguir vegetales y frutas que no hayan pasado por un proceso químico para su mejoramiento o para evitar  que se llenen de bacterias u otros microorganismos. Si bien los productos naturales tiene estas propiedades en mayor cantidad, no significa que los que son más elaborados no las posean.

Muchas de las sustancias químicas de los vegetales poseen la capacidad de ayudar al daño genético y prevenir el cáncer y otras enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson o la diabetes tipo II, entre otras.

Dime de qué color eres y te diré qué tienes
El color de muchos alimentos refleja el tipo de nutrientes y antioxidantes que poseen y en muchas dietas se los puede describir en base a eso.
Color rojo/rosa
Alimentos como el tomate o la sandía son muy ricos en licopeno, un potente antioxidante de la familia de los B-carotenos que ayuda a prevenir el cáncer de próstata y enfermedaes cardíacas y pulmonares.  También protege contra los daños en la piel a causa de una exposición prolongada al sol y los males de la visión asociados con la edad.

Naranja


Verduras como la zanahoria y la batata o frutas como el mango son ricos en uno de los pigmentos antioxidantes más conocidos: los carotenos. Estos compuestos químicos son transformados en nuestro organismo a vitamina A (los alfa, beta y gamma) la cual es una inmunomoduladora positiva, protege contra el desgaste celular, y son protectores del sistema nervioso.
Amarillos y verdes
El melón, la palta o el choclo pertenecen a este grupo que posee dos importantes antioxidantes: uno, la luteína, muy importante en el funcionamiento de la retina y para la prevención de la degeneración macular. El otro, la zeaxantina, está presente en los fotorreceptores de la retina y ayuda también a proteger la visión de enfermedades como las cataratas.


El coliflor es muy rico en componentes que estarían involucrados en la prevención de ciertos tipos de cáncer y en la destrucción de células cancerosas, además de proteger contra el daño en el ADN y disminuir los procesos inflamatorios y dolorosos.

Púrpura
En este grupo se encuentran las anticianidinas, responsables de ayudar a disminuir la presión arterial, el daño hepático y visual y contribuyen a contrarrestar los procesos inflamatorios y microbianos. Las berenjenas, los arándanos remolachas y uvas las contienen en gran cantidad.


Estos son algunos ejemplos de la enorme variedad de nutrientes y componentes que ayudan a combatir el envejecimiento y a llevar los años de la mejor manera. Como muchas veces se recomienda, una dieta colorida siempre es una buena opción.