Saltar al contenido

Consejos para una vida sin cigarrillos

Dejar de fumar no es algo fácil de lograr. Para quien fuma, es una fuente inmediata de calma, y la nicotina es un químico muy adictivo. Sin embargo, dejar de fumar no es una tarea imposible, muchos fumadores han logrado tirar sus cigarros para siempre. Sólo se necesita un poco de perseverancia y esfuerzo.

Mejores programas para dejar de fumar

Imagen
Más Barato
Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo (Fuera de colección)
El Mejor
Es fácil dejar de fumar: Es fácil dejar de fumar sin engordar, si sabes como/Aprende a dejar de fumar/deja las adicciones
Más Ecológico
DIARIO DE UN EXFUMADOR EMPEDERNIDO: O CÓMO DEJÉ DE FUMAR EN 7 DÍAS SIN ESFUERZO Y SIN PROPONÉRMELO
Título
Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo (Fuera de colección)
Es fácil dejar de fumar: Es fácil dejar de fumar sin engordar, si sabes como/Aprende a dejar de fumar/deja las adicciones
DIARIO DE UN EXFUMADOR EMPEDERNIDO: O CÓMO DEJÉ DE FUMAR EN 7 DÍAS SIN ESFUERZO Y SIN PROPONÉRMELO
Precio
12,25 EUR
10,92 EUR
8,99 EUR
Prime
Más Barato
Imagen
Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo (Fuera de colección)
Título
Es fácil dejar de fumar, si sabes cómo (Fuera de colección)
Precio
12,25 EUR
Prime
Comprar en Amazon
El Mejor
Imagen
Es fácil dejar de fumar: Es fácil dejar de fumar sin engordar, si sabes como/Aprende a dejar de fumar/deja las adicciones
Título
Es fácil dejar de fumar: Es fácil dejar de fumar sin engordar, si sabes como/Aprende a dejar de fumar/deja las adicciones
Precio
10,92 EUR
Prime
Comprar en Amazon
Más Ecológico
Imagen
DIARIO DE UN EXFUMADOR EMPEDERNIDO: O CÓMO DEJÉ DE FUMAR EN 7 DÍAS SIN ESFUERZO Y SIN PROPONÉRMELO
Título
DIARIO DE UN EXFUMADOR EMPEDERNIDO: O CÓMO DEJÉ DE FUMAR EN 7 DÍAS SIN ESFUERZO Y SIN PROPONÉRMELO
Precio
8,99 EUR
Prime
Comprar en Amazon

Muchos cometen la equivocación de dejar la mayor parte del trabajo a la fuerza de voluntad, y no utilizan los productos y ayudas que existen para superar la adicción a la nicotina. Es posible abandonar el cigarrillo usando sólo el poder de la voluntad, pero muy pocos son capaces de lograrlo, y hay maneras mucho más eficientes y con menos sufrimiento para lograr llegar a la otra orilla.

Establecerse metas

Es muy importante comprender que cuando alguien se entrega a la tarea de dejar de fumar, existen metas o momentos clave que suceden tanto luego como antes de la fecha en que se comienza el reto. Celebrar tanto las victorias grandes como las pequeñas es una gran ayuda psicológica, y hace sentir mucho más satisfactorio cada paso en la dirección del progreso.

Es una buena idea planear por ejemplo celebraciones mensuales que tomen lugar en la fecha exacta en la que esa persona fumó su último cigarrillo o tiró a la basura su última caja. Y si esta persona elige utilizar parches de nicotina para ayudar a hacer más llevadero el proceso, vale la pena celebrar cada ocasión en que es capaz de disminuir la dosis y mantenerse fiel a su compromiso.

Prepararse para los antojos

La nicotina no tiene ningún reemplazo, pero es posible reconectar el cerebro para que éste asocie los antojos con otras actividades diferentes a fumar. La actividad específica que funciona mejor depende y varía según los gustos de cada uno.
Algunos fumadores son capaces de remplazar los antojos de fumar, por ejemplo, comiendo fruta. Cada vez que el antojo golpea, mordisquean una manzana y experimentan los químicos positivos que llegan al cerebro cuando se ingiere algo dulce.

La solución ideal genera un subidón natural y saludable que reemplaza al adictivo del cigarrillo. No es necesario que el reemplazo acabe por completo con los antojos de fumar, tan sólo debe ser suficiente para que podamos superar la sensación con un poco de fuerza de voluntad.

Nunca dejes de intentar

Casi todo el mundo recae cuando intenta abandonar un hábito que ha tenido por mucho tiempo. Es importante mantener las cosas en perspectiva. Fumar un cigarrillo puede sentirse como una gigantesca derrota para algunos, pero en la visión general es algo de poca importancia siempre y cuando no fumen de nuevo.

Lo mismo aplica incluso si alguien sale de fiesta y fuma toda la noche luego de haberse comprometido a dejar el cigarrillo. Lo que estas personas necesitan es regresar al pizarrón, examinar por qué fallaron, establecer nuevas metas y continuar mientras asimilan las enseñanzas de esta experiencia. No existe el fracaso a menos que se deje de intentar, y nunca hay una excusa válida para dejar de intentar.

Aquellos que quieren dejar de fumar deben hacer lo posible para lograr que recaer sea una tarea muy difícil. Puedes pensar en un sistema de contabilidad de los días y los cigarrillos con tus amigos y seres queridos, incluso puedes darle las llaves del auto a otra persona luego de cierta hora, para ayudar a eliminar la posibilidad de una escapada a comprar cigarrillos durante la noche o un momento de debilidad.

El primer mes es siempre el más difícil, pero las cosas siempre se ponen más fáciles. Tal vez sea imposible deshacer el efecto causado por un hábito dañino, pero es totalmente posible minimizar las ganas de fumar y mantenerse limpio y saludable por tanto tiempo como se desee. La firmeza y perseverancia son los elementos más importantes, y mientras se mantengan, eventualmente se alcanzará la meta deseada.