Saltar al contenido

Ejercicios con silla para hacer en casa

Ejercicios con silla para hacer en casa

¡Llegó el momento de ejercitarse! Pero sin ir al gimnasio; es más, ¡sin salir de tu casa! Tan solo necesitas vestirte con ropa cómoda y tomar una silla del comedor. Te traemos algunos ejercicios con silla fáciles para que puedas tonificar y fortalecer los músculos de todo tu cuerpo.

 

Ejercicios con silla para hacer en casa

 
Practica estos sencillos ejercicios dos o tres veces al día, varios días a la semana, y notarás que tu silueta comienza a tomar forma. Recuerda combinarlos con ejercicios cardiovasculares para poner a trabajar también a tu corazón y con una alimentación saludable para ver los resultados más rápido.
No tienes excusas, amigo: 1,2 y 3… ¡a moverse!
Cómo hacer ejercicio con una silla
Ejercicios para abdomen plano
¿Quisieras tener un abdomen plano, bien duro y sin un rollito de más? Pues, ¡toma una silla y comienza a hacer este sencillo ejercicio! Colócate en la posición que observas en el dibujo: la espalda apoyada en el suelo y los talones en la silla con las rodillas flexionadas en 90º.

 

Haciendo fuerza con los músculos abdominales despega los hombros del suelo e intenta tocarte las rodillas con las manos manteniendo los brazos alineados con las piernas. No es necesario que te levantes mucho; con elevarte unos centímetros está bien. Luego baja y vuelve a elevarte hasta completar 20 repeticiones.
Recuerda que para que este ejercicio tenga efecto el trabajo debe partir de los abdominales.
Ejercicios para tonificar glúteos y piernas
Atención, mujeres (y hombres también, claro), que quieran tener unas piernas envidiables y unos glúteos firmes, este es un ejercicio que les ayudará a conseguir la silueta que buscan. Con aproximadamente el largo de tu antebrazo de separación, arrodíllate detrás de una silla con la cadera a la altura de las rodillas y las manos agarrando el respaldo.


Manteniendo los abdominales apretados y haciendo fuerza con los glúteos, empuja una pierna hacia atrás (no tiene que quedarse a la altura de la cadera) y mantenla en el aire a unos 15 cm del suelo. Bájala despacio y vuelve a empujarla hacia atrás nuevamente. Repite el ejercicio unas 20 veces y luego haz lo mismo con la otra pierna.