fbpx Saltar al contenido

El dolor crónico o continuo se origina en el cerebro

El dolor crónico está en el cerebro

El dolor continuo se viene asociando con alteraciones en áreas del cerebro encargadas del procesamiento del dolor y las emociones. Ocurre cuando algunas fibras nerviosas dañadas envían mensajes incorrectos al cerebro y este responde a un estímulo normal pero de forma incorrecta.  Recientes estudios revelan que el dolor crónico se origina en el cerebro y ocurre cuando estímulos que deberían ser percibidos como una recompensa, para algunas personas se procesa de manera diferente experimentando un dolor constante.

Las personas que conviven con el dolor saben lo perjudicial que es para la vida, y la mente. Las investigaciones revelan que el dolor crónico afecta al cerebro y estos cambios pueden durar incluso cuando el dolor haya desaparecido.

En personas con dolor de espalda crónico, la actividad de NAc estaba relacionada con circuitos neuronales distintos a los de su actividad fasica mostrando la polaridad opuesta al de personas sanas, lo que implica que el dolor agudo aliviaba el dolor de espalda.

Estudios de neuroimagen en el dolor neuropático han demostrado que factores emocionales, psicológicos y cognitivos incluyen en la percepción del dolor. Pacientes que sufren dolor crónico experimentan el decaimiento de su memoria, concentración en determinadas tareas y sufren de ansiedad y depresión. El dolor crónico incrementa la conexión entre dos secciones del cerebro relacionados con el comportamiento emocional y motivacional y al mayor contacto entre estas regiones, mayor probabilidad de desarrollar dolor continuo.

Dolor crónico o continuo y su conexión con el sistema nervioso

Las investigaciones lograron predecir con una precisión del 85 por ciento, quienes serían los participantes que desarrollarían dolor crónico, en relación a la interacción entre la corteza frontal y el núcleo accumbens. La lesión en sí misma no es suficiente para explicar el dolor continuo; sino que este dolor crónico está relacionado con la combinación entre la lesión física y el estado del cerebro. Cuanto más reacciona emocionalmente el cerebro a la lesión primaria, más probable es que el dolor dure después de que la lesión haya sanado.

El núcleo accumbens es el centro de enseñanza para el resto del cerebro a la hora de evaluar y reaccionar ante el mundo exterior, aquí es donde el cerebro utiliza la señal del dolor para enseñar al resto del cerebro a desarrollar dolor constante. Según esto, si el dolor crónico o continuo se origina en el cerebro, desde estas nuevas investigaciones los expertos podrán desarrollar terapias para el tratamiento del dolor crónico.