Saltar al contenido

Encías inflamadas, tratamientos fáciles

se va a entender por  encía inflamada aquella que mantienen una apariencia algo  agrandada, quizás hinchada o un poco más prominente de lo normal, existen tratamientos fáciles para las encías inflamadas.

De manera normal, quien padece la molestia en las encías es quien puede apreciar el problema  a simple vista, al observar cambios evidentes en su grosor o coloración.

Para este problema, existen tratamientos fáciles para curar las encías, pero  lo primero es analizar el origen de la molestia, de esta manera se buscaría el tratamiento idóneo y tendrías la cura lo más rápido posible.

Encías inflamadas, tratamientos fáciles
Encías inflamadas, tratamientos fáciles

Lo más recomendable siempre es consultar a tu médico para que pueda solucionar el problema de raíz. Hay muchos tratamientos para curar la inflamación de las encías, desde los remedios médicos convencionales hasta los caseros.

Vídeo Encías inflamadas, tratamientos fáciles técnica del cepillado

Tratamientos fáciles

A continuación te brindaremos algunas instrucciones que aliviarán el malestar de las envías inflamadas:

a. Realizar enjuagues bucales de agua con limón periódicamente para el tratamiento de las encías inflamadas. Enjuágate la boca con esta combinación durante varios minutos unas dos o tres veces al día. Esto a pesar de que pueda producir algún ardor mejorará definitivamente el problema.

b. Hacer algo similar pero con agua con sal. Enjuagar la boca utilizando una mezcla de agua con sal durante varios minutos. Esto se tiene que realizar durante 3 veces al día como promedio.
c. Aplicar una pasta de bicarbonato de sodio y agua con los dedos sobre las encías. Luego de aplicar el bicarbonato comenzar con un cepillado de los dientes. El bicarbonato neutraliza las bacterias bajo las encías y ayuda a prevenir que se forme sarro en la placa y la gingivitis.
d. Realizar suaves masajes en las encías durante el día. Puedes coger un pedazo de algodón o algún otro componente similar para realizarte masajes durante unos minutos cada día, esto mejorará el flujo sanguíneo en la zona inflamada.

e. También puedes utilizar algunos remedios caseros o naturistas. Lo más recomendado es el propóleos, puedes bañar las encías con un algodón mojado con este líquido 2 ó 3 veces al día. No escupas el propóleos rápidamente, debes al menos mantenerlo dentro de tu boca un par de minutos antes de escupir o enjuagarte con agua.

f. Una de las principales medidas es tomar complementos o vitaminas diariamente. Alimentarse sanamente priorizando la comida ligera y vegetariana como frutas, jugos de papaya, etc. En algunos casos podría deberse a la falta de vitamina C o Hierro.

g. Hay que realizar una limpieza diaria y cuidadosa de los dientes, utilizando hilo dental frecuentemente para mantener aseada la cavidad bucal. Es importante  realizar esta limpieza sobre todo después de cada comida para evitar así la gingivitis, una afección dental que provoca inflamación y sangrado de las encías.