Saltar al contenido

Esculturas entre el animal y el ser humano

Esculturas entre el animal y el ser humano

El amante’, una escultura de Cavener Stichter en cerámica de gres (Beth Cavener Stichter – Image courtesy Claire Oliver Gallery, New York)Beth Cavener Stitcher utiliza la expresión corporal de diferentes especies para mostrar aspectos de nuestro carácter.Une en las posturas de sus animales sensualidad, miedo, apatía e impotencia.En la elaboración de las obras de arcilla trabaja los detalles anatómicos por separado con una técnica laboriosa y delicada.


“Quiero entrometerme en las extraños e incómodas fronteras entre el animal y el humano. Las figuras están asilvestradas y son difíciles, expresan frustración por la tendencia humana hacia la crueldad y la falta de comprensión”, dice la estadounidense Beth Cavener Stichter.

La galería Claire Oliver de Nueva York presenta en Come Undone (Ven desatado) las esculturas más recientes de la artista, que utiliza como motivo a los animales para examinar aspectos de nuestro carácter, a sabiendas de que es un lenguaje más efectivo, directo y conmovedor que el de la figuración humana.

De gran tamaño elaboradas en arcilla, las obras son el resultado de una técnica delicada y laboriosa, innovadora en el panorama de la escultura actual. Cavener Stichter comienza con un bloque sólido de terracota y cincela como dando pinceladas. Después corta el bloque en partes más manejables en las que detalla los detalles de los músculos, la piel y el pelaje. Tras vaciar cada una de las piezas, las somete en el horno a un calor extremo, las une de nuevo y pinta el cuerpo.

Gestos subliminales
La artista habla de sus capacidades observadoras, del valor de aprender a interpretar los movimientos más sutiles: “La interacción humana y la animal muestran patrones intricados, gestos subliminales que traicionan las intenciones y las motivaciones. Las cosas que no decimos son mucho más importantes que las palabras que comunicamos de viva voz. He aprendido a interpretar los significados de los gestos sutiles: una mirada, el modo en que se da la mano a otra persona, los músculos en tensión de los hombros, la inclinación de la cabeza, el ritmo al que se camina.”

Esculturas entre el animal y el ser humano

La liebre deja  caer una pata y enseña con apacible descaro su cuerpo tatuado, las figuras de la muestra no son amenazantes a pesar de las connotaciones que puedan tener ciertos animales. La actitud de algunos es seductora y a la vez transmite sensaciones relacionadas con el miedo, la apatía y la impotencia animal. La liebre posa dejando caer una pata y mostrando con apacible descaro su cuerpo tatuado; en la obra The Sentimental Question (La cuestión sentimental), un lobo protege a un conejo con dulzura y deseo.