Saltar al contenido

Finlandia el país número uno en educación

Finlandia el país número uno en educación

Finlandia es el pais que ha obtenido los primeros puestos en Europa por su buen nivel educativo. Solo un 8% de los alumnos no terminan sus estudios obligatorios. El éxito finlandés fue estudiado por el psicólogo escolar español, Javier Melgarejo, desde hace más de una década. La sorpresa fue constatar que a los 4 y 5 años, menos de la mitad de los niños finlandeses acuden a guarderías y empiezan el colegio a los 7 años. Dos años después, sus notas son mejores que en el resto de los países estudiados por la OCDE.

Finlandia el país número uno en educación

En los seis años de primaria los niños tienen en la mayoría de las asignaturas el mismo maestro, que ve que ningún alumno quede excluido. Así se fortalece su estabilidad emocional y su seguridad. Hasta quinto grado no hay calificaciones numéricas. No se fomenta la competencia ni las comparaciones entre alumnos. La educación gratuita de preescolar hasta la universidad incluye las clases, el comedor, libros y material escolar. La jornada escolar da inicio a las 8:30 o 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde, con un descanso para el almuerzo a las 12 o 12:30 horas. En total, suman 608 horas lectivas en primaria, frente a las 875 horas de España, con pocos deberes para la casa. Y logran mejores resultados en menos tiempo.

“El éxito finlandés se debe a que encajan tres estructuras: la familia, la escuela y los recursos socioculturales (bibliotecas, ludotecas, cines…)”, según Melgarejo, y los tres engranajes funcionan de forma coordinada. “Los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos, antes que la escuela” y complementan el esfuerzo que se hace en el colegio,  agregó. El estímulo de la lectura en casa resulta fundamental. “En Finlandia el 80% de las familias van a la biblioteca el fin de semana”, añadió el investigador. El sistema social finlandés permite conciliar el trabajo y la atención a sus hijos.

Por otra parte, hay una herencia cultural que fomenta la disciplina y el esfuerzo, y ayuda el clima, que empuja a encerrarse en casa, pero esto ocurre también en países vecinos, como Suecia o Dinamarca, con mayor nivel económico pero que están por debajo en el informe PISA. “No son las variables socioeconómicas las determinantes”, puntualizó Melgarejo. La calificación académica del profesorado en Finlandia hace la diferencia, principalmente en educación primaria. “Los finlandeses consideran que el tesoro de la nación son sus niños y los ponen en manos de los mejores profesionales del país”, resaltó. Cabe resaltar que dicho país dedica el 11 o 12% de su presupuesto a la educación.

Los mejores docentes se sitúan en los primeros años de enseñanza y se considera esencial seleccionar a quién ayudará en el proceso de los niños en la edad de 7 años, cuando realizan las conexiones mentales fundamentales. En referencia al proceso de selección de maestros, “son las pruebas más duras de todo el país”, aseguró Melgarejo.

A la selección le sigue una exigente licenciatura y periodos de prácticas. ”Es un honor nacional ser maestro de Primaria“, aseguró Jari Lavonen, director del Departamento de Formación al Profesorado de la Universidad de Helsinki. Harri Skog, secretario de Estado de Educación de Finlandia desde 2006, resume en una frase la importancia de este proceso: “La educación es la llave para el desarrollo de un país”.