Saltar al contenido

Fortalecer el sistema inmunológico con la naturopatía

Fortalecer el sistema inmunológico con la naturopatía

Tener un sistema inmunológico fuerte y activo es vital para conservar un buen estado de salud, ya que él funciona como el escudo protector que tiene nuestro organismo frente a los agentes patógenos que constantemente lo están amenazando.

 

Fortalecer el sistema inmunológico con la naturopatía
Y aunque actualmente estamos protegidos por vacunas y suplementos que nos ayudan a enfrentar las enfermedades, el principal peso de mantener el cuerpo sano frente a virus, gérmenes, bacterias o cualquier otro organismo malicioso, recae sobre el sistema inmune. Por ello hoy te brindaremos algunos consejos para fortalecer el sistema inmunológico con naturopatía.

 ¿Qué es la Naturopatía?

 

 


La naturopatía es una forma de medicina donde lo natural es lo preponderante. De esta forma, ante cualquier afección que sufra el cuerpo humano, la naturopatía busca descubrir aquellos factores que causan el desequilibrio en la salud, para tratarlo a base de procedimientos naturales, como lo son unaadecuada alimentación, correctos hábitos de comportamiento y la aplicación de plantas naturalescomo únicos medicamentos.

Además, esta orientación médica se vale de terapias y procedimientos, como la aromaterapia o la acupuntura, para activar los dispositivos auto sanadores que el organismo posee.
¿Cuáles son las funciones inmunológicas?
La principal función del sistema inmunológico es evitar que los agentes patógenos ingresados al organismo desarrollen su potencial malicioso. Para ello destruye directamente al intruso, o analiza su estructura a fin de elaborar mecanismos de respuesta capaces de eliminarlo en la próxima ocasión.
A esto se debe que existan enfermedades que pueden padecerse una sola vez, pues al haber obtenido toda la información necesaria, el sistema inmunológico está mejor equipado cuando esta enfermedad vuelve a presentarse. Esto se conoce como memoria inmune.
También las vacunas se valen de este funcionamiento del sistema inmune, pues el contenido que nos inyectan en un acto de vacunación no es otra cosa que un antígeno, una sustancia que contiene la información esencial del microbio que se quiere evitar. De esta forma, se le da la oportunidad al sistema inmune de estudiar dicho microbio y desarrollar anticuerpos que lo combatan, sin poner en riesgo el organismo.
Mejorar las funciones inmunes con la naturopatía


Para respaldar las funciones del sistema inmunológico, reforzando y acelerando sus acciones, la naturopatía aconseja un tratamiento a base de alimentos y remedios naturales.
Las naranjas, arándanos, kiwi, toronja, melón, fresas, las patatas, el brócoli, pimientos verdes, zanahoria, espinaca y el coliflor constituyen las principales frutas y vegetales para nutrirse durante un tratamiento naturópata, aportando al organismo grandes cantidades de acido fólico, zinc y vitaminas A, B-6, C y E, nutrientes que resultan todos muy beneficiosos para respaldar el sistema inmunológico.
Pero además de una dieta saludable, en naturopatía es costumbre utilizar las propiedades curativas de algunas plantas medicinales para reforzar el sistema inmune, como la uña de gato, astrágalo, ginseng, saúco y la equinacea, Siempre se debe complementar todo con un estilo de vida y hábitos saludables, donde también se incluye la práctica diaria de ejercicios.
Recuerda que de seguir el tratamiento indicado al pie de la letra dependerá que tu sistema inmunológico esté sano y fuerte, y pueda así efectuar una óptima defensa del organismo.