Saltar al contenido

Hackear Móviles ¿Qué tan seguro es su Smartphone?

smarphone

Nuevos casos de piratería en materia de telefonía móvil parecen surgir del imperio de Rupert Murdoch. Sin embargo, los informes son de interés mayor a los de Murdoch y sus detractores, porque el consumidor aparentemente tiene el temor de que su móvil sea “hackeado” e incapaz de ser operable, creando un “secuestro” tecnológico y logrando un temor mucho mayor del que se esperaba. Aunque los expertos dicen que aún es bastante fácil hackear el móvil de cualquier usuario, pero a menos que seas una celebridad, es probable que seas un objetivo. No te pongas demasiado cómodo, sin embargo. La era segura de la computación móvil puede estar llegando a su fin con los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles que son más populares que los PC.

 

 

smarphone

Los métodos para hackear teléfonos, sobre todo en el caso de Murdoch se remontan hace más de un década, que en algunos casos, son bastante de la vieja escuela. Robert Siciliano, un consultor experto de McAfee y especialista en robo de identidad, dice que probablemente la forma más frecuente de hackear los teléfonos es a través de “ingeniería social”, también conocido como la mentira. Por ejemplo, un aspirante a hacker podría llamar y hacerse pasar por la compañía telefónica diciendo que necesitan sus datos para actualizar su cuenta y por lo cual necesitan de su contraseña. O el hacker podría conseguir mucha de su información y llamar a la compañía de teléfono y hacerse pasar por usted. Steve Santorelli, director de Global outreach en seguridad en Internet con un grupo de investigación llamado Team Cymru, y ex oficial de la policía de Scotland Yard, dice que los hackers de teléfono probablemente ni siquiera se tomaron tanto esfuerzo. Es probable, dice, que las víctimas dejaron una contraseña predeterminada proporcionada por la compañía en su teléfono y los hackers simplemente han acertado. Santorelli dice que algunas compañías todavía utilizan contraseñas por defecto. Lección: Cambie sus contraseñas con frecuencia.

 

 

 
Hay, por supuesto, formas más eficientes en materia de tecnología para hackear el móvil. Un aspirante a hacker, por ejemplo, podría obtener un poco de información sobre su cuenta y enviar un correo electrónico en modo phishing, supuestamente su proveedor le pedirá que ingrese en ese enlace y le pedirá su contraseña y probablemente más información. Los teléfonos inteligentes también proporcionan una oportunidad para instalar el software de monitoreo. Los propietarios de iPhone son probablemente los más seguros en ese sentido, a menos que sus teléfonos tengan un jailbreak, Siciliano comenta que los usuarios de Android son menos seguros ya que los editores pueden subir sus aplicaciones directamente a Android Market.

 

 

 

 

 

En marzo, los hackers añadieron código malicioso a 58 aplicaciones de Android, infectando a 250 mil teléfonos. “Android es más vulnerable porque es un sistema más abierto”, dijo Siciliano. “A pesar de que Google sea su “veterinario” en materia de aplicaciones, algunos se deslizan por que es dañino.” Una vez que una aplicación está instalada, se pueden grabar todas las llamadas y los textos y, dependiendo de qué tipo de aplicaciones tenga el usuario y lo que se hace con el teléfono, posiblemente se puedan extraer los datos de carácter personal relacionados con las tarjetas bancarias y de crédito.

 

 

 

 
Hay otras posibilidades. Un hacker podría comandar el teléfono en el envío de miles de textos o hacer llamadas más allá de los minutos mensuales adquiridos, lo que a acumula enormes facturas. Este tipo deataques todavía son bastante extraños. “La fruta madura es todavía el PC”, dice Siciliano. “Si eres un hacker criminal, el sistema operativo de Microsoft es el software más pirateado del planeta.” Pero eso podría estar cambiando rápidamente. Una reciente encuesta realizada mostró que los consumidores están gastando más tiempo en las aplicaciones móviles que en la web. Mary Meeker de Kleiner Perkins Caufield & Byers estima que la compresión combinada y los envíos a teléfonos inteligentes a eclipsado los ordenadores de sobremesa y portátiles este año por primera vez. Las empresas de seguridad han tomado nota. La firma de investigación Infonetics predice que las ventas de software de seguridad móvil crecerá en un 50% cada año hasta 2014. AT&T también planea comenzar a vender una oferta de seguridad a los clientes el próximo año. En pocas palabras, en algún momento los hackers de teléfono no sólo pueden ser un problema para Hugh Grant. Dice Santorelli: “Si yo tuviera dinero ahora mismo, yo apostaría por la mafia rusa”.