Saltar al contenido

La sexualidad en mujeres mayores

La sexualidad en mujeres mayores

Con el paso de los años no solo la apariencia y el estado físico van a cambiar en las mujeres, sino que también su vida sexual durante la edad madura, la cual puede seguir siendo saludable y satisfactoria por el resto de la vida si se incentiva con una buena comunicación de pareja, un buen estado de salud y una optimista perspectiva emocional.

La sexualidad en mujeres mayores
Habla con tu pareja
Una comunicación fluida y sin vergüenzas es clave para sobrellevar los posibles problemas o cambios que se sucedan en la vida sexual de la mujer cuando se alcance determinada edad, para así encontrar una solución en conjunto que satisfaga y unifique a los conyugues.
Lubricación
La lubricación natural es uno de los principales factores que se ven afectados por el envejecimiento de la mujer, por lo que remediar este problema es muy importante para poder seguir gozando de unavida sexual satisfactoria. La solución puede ser tanto el uso de productos lubricantes adquiribles en el mercado, como también la simple aplicación de agua, que incluso podría combinarse con los juegos amatorios preliminares.


Experimenta con posiciones y tiempos
La artritis y los dolores corporales son los principales problemas que afectan a la salud general con el envejecimiento, por lo que estos cuadros se deberán tener en cuenta para que no obstruyan el disfrute sexual.
Buscar las mejores posiciones para practicar el sexo, así como escoger aquellos momentos del día en que los dolores artríticos disminuyen son buenas formas de prolongar la vida sexual aunque se padezca de artritis o males similares.

Influencias estereotipadas
Ya sea por el cine, la televisión o los medios de comunicación en general, el prototipo femenino de belleza que suele difundirse encarna a una mujer joven, hermosa y delgada, pero esto no significa que al llegar a la edad madura se pierda la belleza o los atributos sexuales.
Por supuesto que el cuerpo cambia, pero tu consideración sobre ti misma y tu vida sexual no debería de hacerlo, pues tienes las mismas necesidades y capacidades en este sentido que cuando eras más joven.


Cuida tu salud
También de la salud general dependerá el que puedas disfrutar de buen sexo, pues factores como el sobrepeso, la falta de ejercicio o la mala alimentación podrían provocar en tu cuerpo cuadros incompatibles con la actividad sexual. Llevar una dieta balanceada, practicar actividades físicas a diario y controlar el estilo de vida son buenas formas para mantenerse saludable y en óptimas condiciones sexuales.
Sexo después de la cirugía
Un alto porcentaje de mujeres probablemente llegue a la edad madura con alguna cirugía demastectomia o histerectomía de por medio, pero esto no implica que su potencial sexual se vea afectada, a no ser en el ámbito mental, por lo que deberás reconsiderar tus ideas sobre este punto. El haber sufrido alguna de estas intervenciones no afecta en absoluto a tu vida sexual, más allá de las percepciones que puedan tenerse dentro de la pareja.

Sexo Seguro


Pero si bien algunas cosas pueden cambiar en la vida sexual adulta, el sexo seguro no es una de ellas, por lo que estas precauciones deberían acompañarte siempre, sin importar la edad que tengas.
Vibradores y masturbación


También se debe tener en cuenta que muchas mujeres llegan a la edad madura siendo viudas o solteras, por lo que si no tienen la oportunidad de compartir su vida sexual ccon un hombre, el uso de vibradores o la masturbación no deberían ser motivos de vergüenza o desagrado, pues está comprobado médicamente que el orgasmo y el placer sexual brindan grandes beneficios a la salud y el estado de ánimo.