Saltar al contenido

Lo detienen por un paquete sospechoso y era su pene

Lo detienen por un paquete sospechoso y era su pene

Ocurrió en el aeropuerto de San Francisco, EUA. La historia de John Falcon.
Jonah Falcon, conocido por tener el pene más grande el planeta, fue detenido y registrado en el Aeropuerto Internacional de San Francisco por los encargados de seguridad. Los funcionarios policiales sospecharon de un bulto en el interior de sus pantalones, que los llevó a pensar en la posibilidad de un aparato explosivo o drogas.

Lo detienen por un paquete sospechoso y era su pene

Resulta que aquel “paquete sospechoso” era nada menos su pene que,  cuando está en descanso, alcanza los 23 centímetros. Falcon contó al Huffington Post que su “aparato” se encontraba, en el momento de la detención “acomodado hacia la izquierda y que no se encontraba erecto cuando uno de los guardias le preguntó si sus bolsillos estaban vacíos. La respuesta fue afirmativa.

Cuando las fuerzas de seguridad se llevaron al dotado varón a pasar por un detector de metales y, posteriormente, a una máquina de rayos x, es que la curiosa verdad salió a la luz. Falcon tuvo que hablar cuando uno de los profesionales identificó el paquete como una “amenaza biológica”; recogió LaNacion.cl.


Test de explosivos

“Es mi pene”, dijo, después de lo cual  un policía tuvo que certificar la afirmación pasando sus manos alrededor del bulto. “Incluso pusieron un polvo alrededor de mis pantalones, probablemente un test de explosivos. Lo encontré chistoso”, contó el afectado.

A quien no le pareció gracioso el episodio fue al oficial encargado de la búsqueda, que no soltó ninguna risa, pero tampoco se sonrojó. Al final, el hombre pudo abordar a tiempo su vuelo a Nueva York, con una lección para sus próximos viajes.

“De ahora en adelante voy a usar sólo shorts de bicicletas”, dijo Falcon al Huffington Post. “De esa manera se darán cuenta. Uno se imagina que la seguridad del Aeropuerto de San Francisco ha lidiado con tipos bien dotados, pero ahora comprendo que no”, analizó.

En tanto, según informa el medio estadounidense, el aeropuerto se negó a devolver llamadas para cualquier comentario al respecto.

Se niega a hacer porno

Cuando Falcon tenía 18 años, supo que era un muchacho especial, al notar que su pene alcanzaba los 30,5 centímetros. Su fama llegó con un documental de HBO que trata los avatares en las vidas de los machos y sus penes, en 1999.

El Record Guinness no registra tales excentricidades anatómicas, pero Buck Wolf,  un editor del Huffington Post, certificó las medidas de Falcon personalmente.

Pese a pasar algunos períodos sin trabajo, el experto en videojuegos ha rechazado constantemente los ofrecimientos de las compañías de entretenimiento para adultos, que quieren contar con su “paquete sospechoso” en alguna de sus escenas. Sin embargo, sus particulares genitales le han valido invitaciones a cada Talk Show de su país.