Saltar al contenido

Los 7 hoteles mejor escondidos del mundo

Los 7 hoteles mejor escondidos del mundo
1.- Hotel Arctic en Groenlandia En Groenlandia nadie te buscará y menos en este hotel, Hotel Arctic. Si quieres ir, ten en cuenta que tienes siete horas de coche desde Copenhague. Muchos de sus visitantes llegan en trineos tirados por perros. Allí no falta nada: restaurants, bares, excursiones o incluso barbacoas en verano. 2.- Hotel Lulea en Suecia La idea solo podía salir de la mente de un sueco. Entre los árboles y casi escondidos en los bosques cercanos a Lulea (Suecia), se encuentran estas habitaciones. Exclusivas, silenciosas y en medio de la naturaleza, todo un privilegio. 3.- Hotel Kokopelli’s Cave Bed and Breakfast en Mexico ¿Más escondido que en una cueva? Imposible. En Nuevo México (Estados Unidos), encontramos el Kokopelli’s Cave Bed and Breakfast. Para entrar hay que hacer un poco de rapel, como si fueses a hacer espeleología. El lugar es agradable y bien amueblado, aunque no apto para claustrofóbicos. 4.- Hotel Zanzíbar en Tanzania En Zanzíbar (Tanzania) está el Rock Restaurant. Una pequeña isla junto a la costa en el Océano Índico, solo tiene 14 mesas y todas tienen vistas al mar. 5.- Hotel Inn at Whitewell en Inglaterra En Inglaterra podemos ir al Inn at Whitewell. Con un ambiente familiar, el lugar es uno de los más tranquilos que podamos encontrar. El negocio está en pie desde hace siglos, y los visitantes son constantes, en parte llamados por su buena comida y bebida. 6.- Hotel entre el archipiélago ruso y el oceano artico Lo más difícil de este hotel es llegar a él. Tendrás que viajar a un archipiélago ruso, entre el Océano Árticos, el mar de Barent y el mar de Noruega. No hay acceso alguno por carretera, así que para llegar tendrás que viajar durante dos días. Eso sí, cuando llegues te estarán esperando el mejor vodka ruso. 7.- Hotel Old Forge en Escocia Si vas a Escocia, intenta pasar una noche en el Old Forge. Allí encontrarás el pub más remoto de todo Reino Unido. Además, el Old Forge entra año tras año en las listas de los mejores bares del país.
Para llegar, tendrás que ir en ferry, yate, kayak o helicóptero, pero nunca llegarás por carretera. Sus propietarios son totalmente contrarios al uso del coche. El lugar se ha hecho tan famoso, que después de la borrachera podrás dormir en alguno de los hostales que han construido a su alrededor.