Saltar al contenido

Los sueños previenen la psicosis

Sueños ayudan a prevenir la psicosis

El término psicosis no es muy conocido por la mayoría de la población, salvo especialistas o estudiantes de psicología y psiquiatría. Esta palabra viene a designar determinados trastornos mentales, muchas veces relacionados a la esquizofrenia y otros trastornos severos.

Psicosis es el conjunto de alteraciones mentales que generan una alteración en la percepción de la realidad, desconectándola y provocando el mal funcionamiento de la percepción, pensamiento y conducta. Esta definición se populariza el año 1845 y se divide en Neurosis (dificultades para adaptarse a la realidad pero sin negar que exista) y Psicosis (ruptura con la realidad y posible generación de una nueva).

Los síntomas frecuentes de alguien con psicosis son alucinaciones o percepciones de estímulos no existentes, y los delirios (los cuales intentan explicar dichas alucinaciones). Suele presentarse también dificultad para coordinar pensamientos, palabras y acciones, comportamientos extraños, alteraciones en el estado del ánimo, agitación, pánico y en algunas ocasiones la inmovilidad total. Otro síntoma importante de la psicosis es que el paciente no es consciente de sufrir este problema porque para el todos estos fenómenos están ocurriendo realmente.

Entre las causas de la psicosis son desconocidas para la ciencia convencional, mientras la hipótesis más conocida es la de origen cognitivo-conductual, que considera es producto del estrés, de una herencia genética y de alteraciones cerebrales fisiológicas. Mientras tanto por otro lado los afectados buscan en la religión una forma de ayuda más concreta y específica al atacar el lado espiritual de los pacientes.

¿Qué función cumplen los sueños?

Se sabe que necesitamos dormir para recuperar energías y conseguir estabilidad en la salud del organismo y se sabe que la falta de sueño puede inducir a problemas mentales al cabo de un tiempo.  Los doctores recomiendan entre 8 a 10 horas de sueño diario para poder regenerar el organismo principalmente en menores de edad, entre otros hábitos saludables como son: tomar la última comida alrededor de las 7 p.m y acostarse máximo a las 9 p.m, cambiar los colchones cada 5 años en promedio y dependiendo de la calidad del mismo, entre otros.

También se ha descubierto que dormir poco eleva el riesgo de contraer resfriados constantemente, y que las personas que sufren de obesidad y acné también suelen dormir muy tarde y muy poco.

Se dice que sólo soñamos sobre lo que conocemos y que olvidamos el 90% de nuestros sueños. A los 5 minutos después de despertar, olvidas la mitad del sueño, y luego de 10 minutos olvidas el 90% del sueño.

Se sabe que el sueño tiene diferentes ciclos, uno de los principales es una fase llamada REM  que quiere decir (rápido movimiento de los ojos), esta fase se caracteriza por que en ella los sueños tienden hacer más intensos y por lo general es en el último tramo o momento del sueño. Y se viene demostrando en estudios que la existencia de similitudes entre la actividad cerebral durante el sueño lúcido y la psicosis, un hallazgo que sugiere que la terapia del sueño podría ser útil en el tratamiento y refuerza la relación entre sueños y psicosis.

El sueño lúcido, que se da cuando la persona es consciente de que está soñando, es un estado híbrido entre dormir y estar despierto. Se crean patrones de actividad eléctrica en el cerebro que tienen parecidos a los modelos realizados por condiciones psicóticas, como la esquizofrenia. La relación entre el sueño lúcido y las condiciones psicóticas brinda la oportunidad para tratamientos terapéuticos basadas en comprender cómo los sueños podrían estar asociados con desórdenes neurológicos y psiquiátricos.

Los nuevos datos demuestran que, mientras estamos teniendo un sueño lúcido, el cerebro está disociado lo que hace perder el control de la conciencia sobre los procesos mentales. También se sabe que en algunas condiciones psiquiátricas, ocurre también mientras las personas están despiertas.

Existen en la actualidad diversas terapias del sueño entre las que se encuentran, el de personas con pesadillas, a las que se entrena para tener sueño lúcido y que ellos mismos sean quienes puedan despertarse de forma consciente.

Se sabe que las personas ciegas de nacimiento también sueñan aunque no vean imágenes sus sueños involucran sentidos como el sonido, olor y tacto. Ya que pasamos la tercera parte de nuestra vida durmiendo existen muchas teorías sobre este tema pero no se sabe a ciencia cierta porqué soñamos. Alrededor del 12% de la población sueña en blanco y negro mientras el resto lo hace a color.

Durante la etapa REM (que ocupa entre el 20% y 25% del total del tiempo que dormimos) el cuerpo es paralizado por un mecanismo en el cerebro para prevenir que el cuerpo haga los movimientos que ocurren en el sueño. Aunque nuestro cerebro es capaz de captar cualquier estímulo externo e incorporarlo al sueño. Por ejemplo si escuchamos un silbido es posible que aparezca dentro del sueño. También es importante mencionar que las personas que roncan no pueden soñar ya que no es posible hacer las dos cosas a la vez.

También es posible dentro de los sueños recibir “información” de sucesos y se considera sueños premonitorios, pero cabe mencionar que estos pueden convertirse o no en realidad dependiendo de factores externos. Asimismo estos sueños también pueden venir desde 2 direcciones opuestas, las que se consideran sueños del Cielo y las que vienen del Infierno.

sueños y psicosis

¿Cómo los sueños previenen la psicosis?

Los sueños placenteros o no ayudan a prevenir problemas mentales pues allí se experimentan los problemas de concentración, irritabilidad y alucinaciones. Es por esto que los científicos vienen estudiante la forma de manipular los sueños, la manera de intervenir y corregir ciertos problemas utilizando el comportamiento y etapas del sueño.

Los sueños son parte de una terapia integral para el tratamiento de las personas que sufren de psicosis y esquizofrenia. El tratamiento se debe realizar lo antes posible para evitar el deterioro gradual y que la recuperación sea mejor.

Además de la psicoterapia es necesario un tratamiento integral que incluye los 8 pasos para lograr la regeneración genética del ADN, entre ellos uno de los más importantes es disponer de adecuados ritmos de sueño.

Es imprescindible eliminar y abstenerse de cualquier ingesta de tóxicos ya sean de origen alimenticio, químico o de las telecomunicaciones. Este tipo de tratamiento implica una buena dieta alimenticia, además de rutinas diarias de ejercicio físico y por supuesto dormir los plazos de tiempo necesarios y correctos.

Beneficios del sueño

  1. Mejora de la memoria y procesamiento de nueva información: los sueños contribuyen a la mejora de la memoria y el aprendizaje permitiendo procesar mejor la nueva información.
  2. Nos preparan para enfrentar eventos drásticos o dramáticos: muchas veces en nuestros sueños se proyectan escenas de riesgo que solemos enfrentar y que posteriormente en el mundo real nos permite manejar de mejor forma estos temores.
  3. Terapia propia: los sueños nos ayudan a trabajar con las emociones permitiendo eliminar el estrés causado por sentimientos similares a los de nuestros sueños.
  4. Creatividad y solución de problemas: en algunas oportunidades los sueños pueden presentar soluciones a complejos acertijos matemáticos o a retos personales importantes.
  5. Nos prepara a tomar decisiones importantes: los sueños nos ayudan a evaluar correctamente la toma de decisiones complejas que a veces nos cambian la vida, tales como matrimonio, cambio de trabajo, muerte de algún familiar, etc.