Saltar al contenido

Para ellas: Nueve consejos para superar una separación

Para ellas: Nueve consejos para superar una separación

El amor es eterno… mientras dura. La mayor parte de las mujeres sueña con un amor eterno que dure para toda la vida, pero no siempre puede ser así. O por lo menos no siempre acertamos a la primera. Y cuando una relación larga, en la que hemos puesto lo mejor que tenemos, se termina, parece que se está llevando un pedazo de nosotras. Y duele, claro que duele, y entonces piensas: ¿cómo voy a superar esta separación?

Para ellas: Nueve consejos para superar una separación
Pero aunque en el momento no nos damos cuenta, pronto descubrimos que los dichos son ciertos: que todo pasa, que después de la tormenta siempre llega la calma, y que hay más peces en el agua. Lo que tenemos que hacer es poner todo de nuestra parte para que la recuperación sea rápida.

Si estás en esta situación, aquí hay nueve consejos para superar una ruptura:

1- No es el fin del mundo. Es probable que en este momento pienses que no puedes vivir sin la otra persona, o que nunca conocerás a nadie más, que no te volverás a enamorar… Pero nada más lejos de la realidad. Hay un mundo de posibilidades ahí fuera, y si te empeñas en conservar algo que no funciona, en un futuro te vas a tirar de los pelos y vas a lamentar lo tonta que has sido.

2- Ponte linda. Cuando estamos felices y sonreímos, nos vemos más lindas. Pero la relación también es inversa. Si estamos hechas trizas, podemos empezar por cuidarnos por fuera. Cuando empieces a encontrarte más atractiva, más ilusionada, seguro que también empezarás a estar más contenta. (Y para qué engañarnos, si te encuentras con tu ex… ¡que vea lo que se ha perdido!)

3- Hace planes. Llama a tus amigos y familiares y hace planes, pero no para llorar ni recordar lo feliz que eras con tu pareja. Puedes sincerarte con ellos cuando más lo necesites, pero también tienes que aprovechar estos momentos con otras personas de confianza para salir a divertirte  y olvidarte un poco del asunto.

4- Date tiempo. Tienes que pasar “el duelo”. Date tiempo porque las cosas de palacio van despacio. No te agobies pensando que nunca lo vas a superar porque cuando menos te lo esperas, ni te vas a acordar de cómo suena su voz.

5- Distráete. No sólo cuando salgas con tus amigos, si no también cuando estés sola. Aprovecha para sacar esa colección de DVD que tenías olvidada, para inscribirte en el gimnasio (e ir esta vez), o a unas clases de inglés (o de lo que más te guste).


6- Sé consecuente. Si la decisión de dejarlo es madura, no le des más vueltas. Evitá los enredos de una noche con tu ex o las conversaciones demasiado largas esperando volver, porque si la relación no funciona, lo único que vas a conseguir es alargar más la despedida y sentirte peor.

7- Date un gusto. Si estás triste, te lo puedes permitir. Un masaje o ese vestido que tanto te gusta a lo mejor consiguen levantarte el ánimo.

8- Análisis. Cuando creas que ha pasado el tiempo suficiente y que ya estás preparada, analiza la relación. Intenta llegar a una conclusión sobre cuál fue el problema o los aspectos que no funcionaban bien. Aprender de los errores es de sabios.

9- Buenos recuerdos. Cuando estés recuperada, trata de mantener siempre los buenos recuerdos de esa relación. Si en algún momento fuiste feliz con esa persona, ese tiempo nunca es tiempo perdido. Concéntrate en las cosas buenas y tienes un buen recuerdo. No vale la pena guardar rencor.