Saltar al contenido

¿Por qué los dedos anulares de los hombres son más largos?

¿Por qué los dedos anulares de los hombres son más largos?

¿Tu dedo anular es más largo que el índice? Según un nuevo estudio realizado con ratones, la diferencia de tamaño se debe a las hormonas.
¿Por qué los dedos anulares de los hombres son más largos?
Antes de nacer, las hormonas sexuales (estrógenos y testosterona) determinan la longitud de los dedos. Al igual que nosotros, los ratones tienen ambas hormonas.

Ésta es la razón por la que muchos hombres tienen el dedo anular más largo que el índice, al contrario que las mujeres.

Estas diferencias de tamaño guardan relación con rasgos humanos como la agresividad, la habilidad musical o la orientación sexual. También están conectadas a problemas de salud como autismo, depresión, ataques al corazón y cáncer.

«Es difícil observar a un adulto o a un bebé recién nacido y saber qué ocurrió durante su desarrollo embrionario», comentó el director del estudio Zhengui Zheng, biólogo del desarrollo en el Howard Hughes Medical Institute (Florida).

«El descubrimiento de las proporciones de los dedos son reflejo de la estructura hormonal, lo que nos ayuda a explicar estas relaciones», afirmó Zheng, que trabaja en el laboratorio de Martin Cohn, coautor del estudio.

Primera prueba de que las hormonas influyen en el tamaño de los dedos

Los científicos ya sospechaban que las hormonas sexuales jugaban un papel fundamental en la longitud de los dedos, «pero la causalidad nunca fue probada, nadie ha demostrado que las hormonas son responsables de que los dedos tengan diferentes tamaños en hombres y mujeres», señaló Cohn.

Zheng y Cohn le dieron dos enfoques generales a sus experimentos, descritos al detalle esta semana en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences.

En primer lugar, utilizaron herramientas genéticas para desactivar los receptores celulares (moléculas que envían y reciben señales desde y a otras células) de la testosterona y los estrógenos en las extremidades de los embriones de ratones. Después, aumentaron el nivel hormonal de las hembras embarazadas.

 
El resultado fue evidente: los ratones machos sin receptores de testosterona nacían con dedos más cortos, de proporciones femeninas, o tenían el dedo índice más largo que el anular. Los machos sin receptores de estrógenos tenían el dedo anular más largo.

Las hembras sin receptores de estrógenos nacieron con dedos más largos, y las que no tenían receptores de testosterona tenían dedos más cortos y femeninos.

Igualmente, el equipo descubrió que las hormonas determinan la división de las células en los dedos en desarrollo de los ratones.

En el dedo anular, la testosterona estimula la división celular, formando cartílago y hueso para conseguir un dedo más largo. Sin embargo, los estrógenos reducen la división celular, dando como resultado dedos más cortos.

Sin embargo, de acuerdo con Cohn, lo realmente sorprendente para los científicos es que no es el nivel absoluto de hormonas, es decir, la cantidad total de estrógenos, lo que determina la longitud de los dedos, sino el equilibrio de actividad hormonal de las extremidades del ratón.