Saltar al contenido

Protege tu corazón comiendo frutos secos

Variedad de frutos secos

Los frutos secos contienen sustancias que combate el colesterol malo y protegen el corazón de enfermedades cardíacas, entre otros. Se recomienda comprarlos con cáscara, ya que esto garantiza que no han sido tratados con preservantes y que están naturalmente protegidos.

Las personas que consumen frutos secos, como nueces, avellanas, castañas, pecanas, pistachos, maní y almendras, entre otros, presentan menos enfermedades cardiovasculares, como diabetes tipo dos, altos niveles de colesterol y obesidad.

Los frutos secos ayudan a proteger el corazón ya que contienen vitaminas E, B1 y B6, niacina, ácido fólico, y polifenoles, importantes en el desarrollo del sistema nervioso y en la protección de las células cardíacas. También ayudan a que la piel conserve su elasticidad y, al ser antioxidantes, retardan el envejecimiento.

Debido al contenido elevado de aceites, los frutos secos se enrancian con facilidad y por tanto se recomienda guardarlos en envases herméticos, en lugares frescos y secos o en la refrigeradora.

frutos secos

Protectores del corazón

Los frutos secos son alimentos protectores del corazón porque contienen ácidos grasos como el ácido linoleico (semillas de girasol, nueces y piñones), ácido oleico (almendras, avellanas y pistachos) y el ácido linolénico (nueces). Su trabajo es reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, nivelando los niveles de triglicéridos y manteniendo la elasticidad de las arterias para el buen tránsito de la sangre.

Estudios muestran que las personas que consumen 7 gramos o más de frutos secos durante un período de 24 horas mostraron niveles más altos de lipoproteína de alta densidad (colesterol bueno) y menores niveles de la proteína C reactiva, que es la sustancia que indica una variedad de enfermedades del corazón.

Las investigaciones al respecto demuestran que algunos frutos de cáscara dura, como la nuez en particular, son productos naturales ideales por su alto nivel de proteínas y antioxidantes como los polifenoles que combaten contra la oxidación y daño celular.

Las enfermedades cardiovasculares se han convertido en la principal causa de muerte entre la población mundial, y se recomienda proteger el corazón comiendo frutos secos para combatir este riesgo además de la obesidad.

Se descubrió también que las personas que comen frutos secos son más delgadas y en general más saludables. Los frutos secos deben ser parte integral de una dieta saludable y la sociedad debe alentar su consumo para beneficio del organismo.

Vídeo sobre cuáles frutos secos debemos comer