Saltar al contenido

¿Sábado o Domingo?

Después de mucha investigación y análisis muchos especialistas de la teología cristiana llegaron a la conclusión de que el verdadero día de reposo es el día Sábado.

El gran «pero» de esta conclusión es que la mayoría en el mundo guarda o descansa el día domingo.  Esto se debe a la mala comprensión de la Biblia y prácticamente al capricho farisaico de muchos «cristianos» que no quieren reconocer el error generado desde casi el comienzo de la historia cristiana.

SÁBADO = SHABATH (hebreo)

SHA = Salvación
AB o ABBA = Creador Eterno. El Todopoderoso.
AT = Primera y última letra del abecedario judío = Principio y fin = Alfa & Omega

Video representación de las palabras del Cardenal James Gibbons

Arzobispo de Baltimore, USA, quien reiteradamente ofreció 1000 dólares a quien demuestre con la Biblia que el domingo es el día de reposo.

El Cambio: gradual e imperceptible

¿Cómo fue el proceso por el cual se dio el cambio y que ahora la mayoría de los cristianos observan el primer día de la semana como el día de reunión y adoración? ¿Por la autoridad de quien se realizó el cambio de sábado a domingo?

El cambio de observar el sábado al domingo no sucedió con los cristianos de Jerusalén o Palestina; sino que, su origen se encuentra en la iglesia en Roma.

Al tratar de examinar el posible origen de la observación del domingo entre los primeros judío-cristianos, hemos llegado a la conclusión que es inútil buscar entre ellos por trazos de su origen, por motivo de su lealtad básica a las costumbres religiosas judías tales como la de guardar el sábado. Por lo cual, vamos a dirigir nuestra búsqueda sobre el origen del domingo entre los círculos gentiles cristianos. Asumiremos que estos, no habiendo tenido ninguna relación con el judaísmo, y estando ahora en conflicto con los judíos, serían más probables que substituyeran nuevas fechas y significados por el sábado y la pascua.

La adopción de nuevos días festivos religiosos y su imposición al resto del cristianismo podrían presumiblemente, haberse cumplido en una iglesia en donde el rompimiento del judaísmo ocurrió muy temprano y por medio del poder eclesiástico el cual disfrutó de un amplio reconocimiento. La iglesia de la capital del imperio, de la cual ya se sentía su autoridad a lo lejos y a lo ancho en el siglo segundo, pareciera ser el lugar más probable en donde nació la observación del domingo. Para probar la validez de esta hipótesis, vamos a proceder brevemente a encuestar aquellas religiones tan significantes, las condiciones políticas y sociales que prevalecían en ambos lugares, la ciudad y la Iglesia de Roma.1

Puntos que apoyan la validez de dicha hipótesis:

Primero, la congregación en Roma estaba dominada por cristianos gentiles quienes habían llegado al cristianismo principalmente del paganismo. Y esto a menudo causaba conflictos entre los judíos cristianos y sus hermanos gentiles que formaban la mayor parte, sobre asuntos de la ley, la necesidad de la circuncisión, la salvación por medio de la obediencia a la ley, el respeto por los días santos, y las restricciones alimenticias de los judíos. Riñas sobre asuntos como estos probablemente fue la causa para que hubiera un apartamiento entre los gentiles convertidos y los judío-cristianos de la iglesia en Roma.

Segundo, las acciones del Imperio Romano, primero contra los judíos y después contra los cristianos, llevó hacia un pronto antagonismo entre judíos y cristianos. En el año 49 d.c. el emperador Claudio expulsó a los judíos de Roma. Después en el año 64 d.c. Nerón persiguió a los cristianos y los culpó por el incendió que destruyó Roma.

Mientras tanto, la influencia judía parecía haber encontrado un nuevo favor con el emperador. Este hecho le da más fuerza al argumento de que los cristianos gentiles estaban conduciéndose ellos mismos a distancia con sus prácticas religiosas las cuales habían florecido directamente fuera del judaísmo.

La Iglesia Romana había hecho del sábado un día de ayuno. Esto en si mismo cambió la naturaleza de la observancia del sábado. Porque no era una práctica de los judíos ayunar en el sábado semanal. La insistencia de la Iglesia Romana en hacer del sábado un día de ayuno logró dos objetivos: 1) Hizo que la observancia del sábado fuera menos atractiva, y 2) se marcó una vasta diferencia entre la forma en que el sábado era observado en el occidente y como era guardado en el oriente entre los cristianos gentiles y los judíos cristianos.

Tercero, después de la muerte de Nerón, los judíos vinieron a ser una vez más, el blanco del enojo Romano. Bajo Vespasiano (69-79 d.c.) el Sanedrín y el oficio del sumo sacerdote fueron abolidos. La adoración en el lugar del templo (el templo había sido destruido) fue prohibido. Más tarde, Adriano (117-138 d.c.) abolió la práctica de la religión judía y la observancia del sábado. Además, los judíos del imperio fueron señalados y se les requirió pagar impuestos, otros fueron exentos de pagar. Esta práctica discriminatoria llevó a una imagen antisemítica lo que hizo que cualquier cosa asociada con los judíos fuera rechazada.

Todas estas acciones de los dirigentes Romanos iban acompañadas por literatura anti-judía que ridiculizaba y mal interpretaba, su origen, y sus costumbres religiosas, especialmente el sábado.

Se concluyó que toda esta discriminación llevó a una fuerte imagen antisemítica dentro de la iglesia cristiana en Roma. Esta misma imagen antisemítica se convirtió en el impulso para que la iglesia cristiana abandonara la práctica de guardar el sábado, favoreciendo el domingo como el día de reposo y adoración, primero en el occidente y después en el oriente.

Varias referencias apoyan la posición de que el domingo, substituyó al sábado como día de reposo y adoración, en los siglos segundo y tercero. Esto no sucedió en reconocimiento a la supuesta resurrección de Jesús en el primer día de la semana, como a muchos se les ha hecho creer. Sino que, sucedió así para distanciar a la iglesia cristiana de sus raíces y prácticas judías.

Algunos padres de la iglesia cristiana del siglo segundo (específicamente, Ignacio, Barnabás, y Justino el Mártir) escribieron en contra la observancia del sábado. Los escritos de estos hombres cubren los periodos del 98 d.c. al 160 d.c. Ellos propusieron una variedad de argumentos en contra de la observancia del sábado, reflejando ampliamente sus fuertes opiniones antisemíticas. La misma existencia de estos argumentos dan un no intencionado, pero claro testimonio de la continuidad de la observación del sábado en la Iglesia cristiana hacia y durante el segundo siglo.

verdadero dia de reposo

Referencia histórica importante:

Del testimonio de Josefo queda claro que los judíos, como nación, continuó la observación del séptimo día sábado hasta su derrocamiento, cuando Jerusalén fue capturada por Tito, en el 70 d.c. Como colonias, e individuos, esparcidos sobre la faz de la tierra, los judíos han preservado el conocimiento del sábado original, y el día definido, hasta el día de hoy. Ellos constituyen un testimonio vivo para beneficio de todos los que desean conocer la verdad de este asunto.

Según la historia de la iglesia, el séptimo día era observado por la iglesia primitiva, y ningún otro día se guardaba como un reposo durante los primeros dos o tres siglos. . . . Sin embargo, gradualmente, el primer día de la semana vino a ser distintivo como un día añadido, pero finalmente por la autoridad civil y eclesiástica se convirtió en una observación requerida. La primera legislación en este asunto fue la famosa ley de Constantino aprobada en el año 321 d.c. Los actos de varios concilios durante los siglos cuarto y quinto establecieron la observación del primer día de la semana por la autoridad eclesiástica, y en la gran apostasía que le siguió, el día rival obtuvo la ascendencia. Sin embargo, durante los siglos que le siguieron, siempre había testigos del sábado verdadero, aunque bajo una gran persecución. Y así de este modo, en varias tierras, el conocimiento del verdadero sábado ha sido preservado.2

Constantino, emperador de Roma, aceptó el cristianismo. Para así, poder unir a las personas y reforzar su reinado sobre ellos, intentó unirlos en su nueva religión adoptada. Le dio significado cristiano a festivales y días paganos como el medio de cristianizar la Roma pagana, lo cual se ilustra en lo siguiente:

Constantino es el fundador, por lo menos en parte, de la observancia civil del domingo, solo por lo cual la observación religiosa de esto en la iglesia podría hacerse universal y podría asegurarse apropiadamente.3

Las palabras de la ley del primer domingo hechas por el emperador Constantino en el año 321 d.c. son como siguen:

En el venerable día del sol dejemos que los magistrados y la gente residiendo en ciudades descanse, y dejemos que todos los talleres sean cerrados. Sin embargo, en el campo, las personas ocupadas en la agricultura pueden continuar con sus tareas libre y legalmente; porque esto sucede a menudo, que otro día no es conveniente para sembrar granos o para plantar viñas; para que no vaya a ser que por negligencia el momento apropiado para tales operaciones la abundancia del cielo se pierda.4

El decreto de Constantino imponiendo la observación del Día pagano del Sol fue el primero en una larga serie de decretos, imponiendo así la observación del domingo, el primer día de la semana en lugar del sábado.

Sesenta y seis años después, 387 d.c. en otro decreto Romano, al domingo se le llamó “El Día del Señor.” Esto constituye reconocimiento legal del nombre cristiano para ese día. . . . En el año 392 d.c. otro decreto Romano prohíbe en ese día todas las exhibiciones que pudieran desviar la asistencia de los misterios de la religión cristiana. La legislación del domingo del Imperio Romano nunca se echó para atrás. . . . En el tiempo de Justiniano, 685 d.c. las leyes del Imperio en ese asunto se juntaron en códigos, los cuales contenían la ley del Imperio Romano, y del año 800, cuando Carlomagno fue coronado, este código se impuso y tomó efecto sobre todo el Santo Imperio Romano.” . . . Durante la Edad Media hubo decretos y cánones de papas y concilios concernientes a la observación del domingo, los cuales, aunque eclesiásticos, eran de fuerza civil porque fueron impuestas por el poder civil.5

La coronación de Carlomagno como emperador por el papa en el año 800 d.c. fue el gran acto que unió a la iglesia y el estado. Esto creó un gran poder gobernador en Europa con dos cabezas: el papa y el emperador; el papa hizo las leyes eclesiásticas y el emperador las implantó. De lo cual resultó que cualquier persona que desafiara a la Iglesia Romana se le consideraba un hereje excluyéndolos de la comunidad y la familia — y hasta aun pudiendo sufrir la muerte. Con el respaldo del emperador, los decretos de la iglesia llevaban consigo una tremenda autoridad, como se menciona en el siguiente párrafo:

No fue sino hasta el tiempo de los Carolingianos [la línea de reyes que empezaron con Carlomagno] que la idea de substituir el sábado del Antiguo Testamento por el domingo prevaleció en la Europa cristiana. Las numerosas y estrictas leyes dominicales de Carlomagno se basaron explícitamente sobre el mandamiento del Antiguo Testamento de guardar el día sábado santificado.6

Esta referencia apunta hacia dos hechos importantes: La iglesia cristiana de Europa fue obligada a honrar el domingo en lugar del sábado, y los decretos de la iglesia intentaron hacer del domingo “El Día del Señor” o el “Reposo Cristiano.” Pero el primer día de la semana nunca podrá ser el Reposo del Señor. Dios descansó en el séptimo día, lo bendijo y lo santificó solamente a el (Génesis 2:2, 3). Jamás, ningún otro día de la semana podrá convertirse en lo que Dios hizo del séptimo día de la semana: ¡el Reposo!

verdadero día de reposo

Conclusión

La Biblia declara con claridad qué día de la semana es el Día de Reposo. Hemos compartido con usted algunas de las ricas herencias del sábado como el regalo de Dios para nosotros para nuestro deleite y regocijo. Hemos demostrado claramente que el séptimo día es identificado a través de los varios períodos de la historia humana, y que fue observado fielmente por el pueblo de Dios durante los tiempos bíblicos.

Finalmente, por medio de varias referencias históricas, hemos dado las evidencias de que el cambio del sábado a domingo como día de reposo y adoración dio inicio en la iglesia cristiana durante los siglos segundo y tercero. La teoría de que Cristo resucitó en domingo no se utilizó como explicación para la observación del primer día de la semana en lugar del sábado hasta que este cambio ya estaba en progreso.

Honrar el momento de la resurrección de Cristo no fue el motivo inicial para ese cambio. En lugar de eso, el cambio tuvo sus orígenes en los prejuicios sociales y religiosos, y fue fomentado por conveniencias políticas. Esto creció ampliamente por la actitud antisemitismo de ese periodo de la historia.

El cambio del día de adoración de sábado a domingo no tuvo que ver en lo absoluto con la instrucción bíblica o algún ejemplo. Sino que, vino por la voluntad del hombre en oposición a las claras instrucciones en la palabra de Dios y sus ejemplos del reposo sabático.

La iglesia del mundo moderno, continuando con esta substitución del sábado por el domingo, ha abandonado casi por completo el concepto del reposo sabático. En las últimas décadas del siglo veinte, el domingo se ha convertido en un día de recreo, compras y trabajo. Normalmente los domingos, los cristianos dedican una o dos horas al estudio y la adoración y usan el resto del día para recreación o trabajo características de los otros seis días de la semana.

Pero Dios todavía nos invita a tomar parte en la gloriosa bendición del reposo sabático: “Acuérdate del sábado para santificarlo” (Éxodo 20:8).

Video: La verdad bíblica sobre el día de reposo

Referencias bibliográficas:

1 Samuele Bacchiocchi, De Sábado a Domingo (From Sabbath to Sunday) (Imprenta de la Universidad Pontífica Gregoriana Roma, 1977  (The Pontifical Gregorian University Press, Rome, 1977), p. 165.
2 Enciclopedia Internacional de la Biblia Standard (The International Standard Bible Encyclopedia), Vol. IV (Wm. B. Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, Michigan, 1939), p. 2633.
3 Philip Schaff, Historia de la Iglesia Cristiana (History of the Christian Church), Vol. III (Wm. B. Eerdmans Publishing Company, Grand Rapids, Michigan, 1953), p. 379.
4 Ibid, p. 380
5 La Nueva Enciclopedia del Conocimiento Religioso (The New Schaff-Herzog Encyclopedia of Religious Knowledge), Vol. XI (Baker Book House, Grand Rapids, Michigan, 1949), p. 147.
6 Ibid., p. 145.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

La profecía de Daniel se ha cumplido en el capitulo 7 verso 23 dice:
23. Dijo así: ‘La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos. A toda la tierra devorará; la trillará y despedazará.

24. En cuanto a los diez cuernos: de aquel reino se levantarán diez reyes. Tras ellos se levantará otro, el cual será mayor que los primeros y derribará a tres reyes.

25. Él hablará palabras contra el Ilayá el Supremo y oprimirá a los santos del Ilayá el Supremo. Intentará cambiar las festividades y la ley; en su mano serán entregadas durante un tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo.
En este verso 25 dice intentara porque con uno que no acepte dicho cambio el cuerno pequeño lo intento, lastima que para el mundo cristiano en su gran mayoría han caído en sus redes engañosas; satanás no solo es mentiroso y homicida sino que tambien se ha vuelto burlón, este video ya tiene mucho tiempo y los cristianos no se han querido dar cuenta de su error y continúan en la desobediencia de Yahveh el Elohim de Israel, lo siento por ese cardenal que lo sabe, lo ha entendido y no cambia y además coopera con satanás en su burla.

Responder

Lo lamento, pero la verdad en 2 minutos esta equivocada y es una mentira, se cumple la profecía del cuarto reino universal, con la cuarta bestia que es representada por roma, y fue Constantino el que por conveniencias políticas se finge convertido al cristianismo, y declara al cristianismo como iglesia del estado y uno de los primeros cambios que efectúa es el Sabbat o día de reposo que siempre ha sido el séptimo día de la semana, hoy llamado domingo, los cambios ya habían sido profetizados entre 2700 a 2900 años antes, Daniel 7:24. En cuanto a los diez cuernos: de aquel reino se levantarán diez reyes. Tras ellos se levantará otro, el cual será mayor que los primeros y derribará a tres reyes. 25. Él hablará palabras contra el Ilayá (Altísimo) el Supremo y oprimirá a los santos del Ilayá (Altísimo) el Supremo. Intentará cambiar las festividades y la ley; en la parte final dice que intentara cambiar las festividades y la ley, para los protestantes católicos llamados cristianos tal parece que lo logro, aun existimos muchos que lo seguimos guardando, Constantino es el fundador del catolicismo, su primer pontífice y en el concilio de Nicea dogmatizó los cambios, Yahshúa como es su verdadero nombre, no resucitó en domingo, tampoco muere en viernes y mucho menos nace en diciembre y es judío; Jesús es un nuevo personaje y es griego, nace en diciembre, muere en viernes y resucita el domingo ,todo ese fatídico cambio es guiado por la serpiente antigua que siempre a mentido y ha sido homicida desde el principio, repito Constantino es el primer papa católico aunque100 años después inicia el papado, nombre que se adapto por que en la asamblea primitiva se llamaban padres o patriarcas; la referencia para el día que Yahshúa muere se encuentra en Daniel 9:27 y es A la mitad de la semana, para que se cumpla la profecía dada por el mismo maestro en Mateo 12: 38-40 de que estaría sepultado o en el corazon de la tierra tres días y tres noches, al igual que Jonás que estuvo tres días y tres noches en el corazon del gran pez; y esa profecía se cumplió, Yahshúa el nazareno muere a la mitad de la semana hoy llamado Miércoles, y resucita antes de la puesta del sol del primer día de la semana; Yahshúa guardo el día de la pascua que era Shabbat ceremonial y el Shabbat semanal en la tumba; como fue siempre su costumbre (Lucas 4:16) otro factor importante es el antisemitismo fenómeno social creado por el catolicismo; repito lamentablemente los grupos protestantes católicos llamados cristianos, no se han querido dar por enterados; Escrituralmente el Shabbat es el único día bendito, santo y declarado sagrado en las escrituras es el Shabbat, séptimo día hoy llamado sábado.
que todos los creyentes debemos vivir en santidad todos los días, eso es otro tema.
Que Yahveh el Elohim de Yisrael bendiga a todo aquel que desee ser su pueblo y busque la verdad.

Responder