Saltar al contenido

¬ŅSabes sonre√≠r a pesar de los problemas?

Sonreir a pesar de los problemas

En esta vida no se puede evitar los malos momentos o las frustraciones pero es posible aprender a sonre√≠r a pesar de los problemas. Todos vamos a tener un momento en el que el dolor nos va a perforar el coraz√≥n y ser√° el momento decisivo para enfrentarlo con todo el conocimiento, cari√Īo, recuerdos, y paciencia que hayamos obtenido durante el periodo previo de vida.

La buena noticia es que el tiempo es un gran aliado, y comprender que mientras haya vida todo es posible apaciguar, perdonar, olvidar o dar la vuelta y continuar. Como decían mis abuelos solo la muerte no tiene solución y si la muerte nos atrapa de seguro nunca pudimos aprender a sobrellevar un dolor. La actitud es importante, es mirar la vida con esperanza y volver a sonreír a las cosas buenas que Dios nos ofrece cada día.

Debemos entender que el dolor es inherente a nuestras vidas pero que el sufrimiento es una opción, que es imposible evitar los problemas en la vida ya que son parte del enriquecimiento personal. Entender que al igual que nosotros millones de seres humanos cargan problemas similares o peores y aprender a ver nuestra realidad con la perspectiva que merece.

Hay personas que viven sufriendo y por tanto muriendo, que no logran aceptar y procesar los malos momentos en la vida, hay personas enfermas porque no supieron perdonar infidelidades, personas enfermas porque se murió la mamá o papá y no quieren perdonarse a sí mismas.

Hay que ser agradecidos hoy, cada día, con lo que tenemos, desarrollar la fe con la cual podremos enfrentar los momentos difíciles y modificar nuestra actitud en cara al futuro. Nuestros padres suelen decir que de lo malo siempre hay algo bueno o que de toda experiencia negativa tiene un aspecto positivo. En el momento del dolor nunca pensamos en esto, pero luego de un tiempo aprendemos a ver como esta frase cobra vida y nos ayuda a mejorar como personas, familia y sociedad.

Consejos para sonreír a pesar de los problemas

  1. Desarrolla la fe en tu Creador y mira al cielo con esperanza.
  2. Cambia de actitud seg√ļn la perspectiva del momento que te toco sufrir.
  3. Enfrenta la situación siempre buscando una solución y brinda ayuda para los demás (familia o amigos).
  4. No te quedes sufriendo a escondidas, habla con alguien de confianza y llora hasta que se te acaben las lágrimas para después retomar la vida.
  5. Busca el amor familiar y comparte con ellos.
  6. No juzgues ni reclames con amargura, a veces incrementamos o complicamos nuestro dolor con nuestras palabras o acciones.
  7. Nunca dobles tus rodillas a menos que sea para orar.