Saltar al contenido

Enfermedades de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Aísla y protege al organismo, al mismo tiempo que nos comunica con nuestro entorno. ¿Cómo cuidarla? ¿Qué enfermedades la afectan? ¿Se pueden prevenir las enfermedades de la piel? ¿A qué síntomas hay que prestar atención? Estas y más preguntas las responderemos aquí.

La piel, el órgano que nos protege y nos comunica

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano y de los animales. En el caso de las personas, llega a medir 2 metros cuadrados y el espesor puede oscilar entre los 0,5 milímetros (en los párpados) y los 4 milímetros (en los talones). ¿Sabías que puede pesar hasta 5 kilos? La piel tiene varias funciones, principalmente es el sistema que aísla y protege a todo nuestro organismo además de ser fundamental para mantener íntegras las estructuras. También sirve como medio de comunicación con el exterior.

La epidermis, la dermis, la hipodermis, son las tres principales capas que se estudian. Los llamados anexos cutáneos como los pelos, las uñas, las glándulas sebáceas y las sudoríparas, son estructuras que dependen de la piel.

Además de las funciones mencionadas, la piel: mantiene los fluidos corporales dentro del cuerpo; previene la deshidratación; protege al organismo contra las bacterias y virus que pueden causar infecciones; ayuda a percibir el mundo externo, si hace frío o calor, si está húmedo o seco; regula la temperatura del cuerpo; elabora vitamina D cuando recibe sol.

Hay cinco tipos de corpúsculos que componen la piel: uno se llama de Meissner, que está en el tacto de piel sin pelos, palmas, plantas, yema de los dedos, labios, punta de la lengua, pezones, glande y clítoris (tacto fino); el segundo es Krause, que genera la sensación de frío; el de Paccini, que da la sensación de presión; el de Ruffini, que registra el calor; y el de Merkel, que registra el tacto superficial.

La piel del hombre y la mujer son distintas. La del hombre es más gruesa y grasosa porque tiene más cantidad de hormonas andrógenos, hormona sexual masculina.

¿Quién trata las enfermedades de la piel? La dermatología y la patología son las principales disciplinas que estudian las afecciones de la piel.

¿Qué enfermedades de la piel existen?

La especialidad que se encarga del cuidado y los tratamientos para tener la piel sana es la Dermatología. Lo que concierne a la patología dermatológica, es una rama muy amplia ya que trabaja con el conjunto de las enfermedades cutáneas primarias pero también estudia como otras enfermedades sistémicas e manifiestan a través de la piel. Las enfermedades de transmisión sexual son abordadas dentro de esta especialidad. Por otro lado, la Dermocosmética es una de las especialidades que también trabaja con la prevención del envejecimiento y el cuidado de la piel.

Hay que tener presente que las enfermedades dermatológicas no sólo tienen efectos físicos sino también psicológicos ya que son visibles y repercuten en nuestra psiquis y ánimo. El acné, la psoriasis o las alopecias son tipos de enfermedades que causan estás consecuencias.

El cáncer de piel, enfermedad que ha incrementado enormemente su prevalencia en el último tiempo, es una de las más estudiadas dentro de la Dermatología, que insta con campañas de prevención los riesgos de la exposición solar, considerada una de las causas principales de este mal.

Hay que tener en claro que cualquier cosa que irrite, inflame u obstruya la piel puede hacer que aparezcan síntomas de enfermedades en la pial como enrojecimiento, hinchazón, ardor y picazón. La alergia, una irritación, su composición genética y ciertas afecciones y problemas del sistema inmunitario pueden provocar sarpullido, urticaria y otras complicaciones en la piel. También hay que tener presente que algunas afecciones de la piel, como el acné, afectan la apariencia, por lo que tienen un impacto en la psiquis.

A continuación, una breve descripción de las enfermedades de la piel más comunes y síntomas para que prestes atención:

  • Cáncer de piel: es una de las enfermedades causantes de la aparición de células malignas, o sea, cancerosas, en los tejidos de la piel. Aunque todas las personas pueden padecer cáncer de piel, hay factores que pueden favorecer su desarrollo. La cabeza, el cuello, la cara, los brazos y las manos son considerados las zonas más sensibles a padecer cáncer de piel.
  • Melanoma: es un tipo de cáncer de piel más grave que se hace presente cuando las células malignas crean un pigmento llamado melanina, el responsable del color de la piel, pelo y ojos. Para defendernos de la luz del sol, se crea más melanina. Es en este momento cuando aparecer un melanoma que se manifiesta en lunares o pecas que cambian de tamaño o aspecto. La mayoría suelen tener un área negra. Es imprescindible que vigile con su médico el tamaño, el color, los bordes, la asimetría y la evolución de sus lunares.
  • Dermatitis atópica: también llamado eccema es un trastorno prolongado de la piel. Esta afección se presenta como una hinchazón y el enrojecimiento de la piel. Las personas que  tienen una piel más sensible por falta de proteínas son las más propensas a sufrir esta enfermedad. Este es el motivo por el que la enfermedad tenga más prevalencia entre los bebés.
  • Psoriasis: es una enfermedad que también produce descamación e irritación de la piel. En este caso, las células muertas de la piel se renuevan en pocos días cuando lo común es que esto suceda cada mes. En tal sentido, las células nuevas suben demasiado rápido a la piel y se acumulan en la superficie. El síntoma principal de esta enfermedad es la piel reseca, incluso en carne viva, producto del constante rascado. La psoriasis produce placas de piel gruesa, enrojecidas y con escamas. Esto lleva a que haya un gran picor e mucho dolor. Los lugares de nuestro cuerpo donde más se presenta la enfermedad son los codos, las rodillas y las manos.
  • Acné: ésta enfermedad ataca principalmente a las glándulas sebáceas, que se ubican por debajo de la piel. Las glándulas se conectan con los poros, que son aquellos pequeños hoyos que tenemos en la piel. Estas glándulas son las encargadas de producir una sustancia grasa llamada sebo pero, si se tapa el canal que une a las glándulas con los poros, es cuando aparece un grano o espinilla.
  • Urticaria: es una afección de la piel muy recurrente y considerada una de las causas más comunes de consulta urgente en Dermatología. La urticaria puede aparecer a cualquier edad y se manifiesta en forma de ronchas de color rojizo o rosado, ligeramente sobre elevadas, que pican mucho y puede durar varias horas. Dependiendo de las veces que aparezca una urticaria en determinado tiempo pueden diferenciarse entre la urticaria aguda (menos 6 semanas de duración) o urticaria crónica (si los brotes de ronchas se repiten durante más de 6 semanas).
  • Eczema: es una palabra que viene del griego y quiere decir “ebullir”, lo que hace referencia al eczema agudo que cursa con pequeñas vesículas y exudación como si la piel hirviera. El eczema o eccema, es inflamación de la piel como reacción a estímulos externos -denominándose eczema exógeno o de contacto- o internos -eczema endógeno o atópico-.

¿Se pueden prevenir las enfermedades de la piel?

Cada enfermedad tiene sus características, algunas de ellas no pueden evitarse pero muchas enfermedades de la piel pueden prevenirse. Le daremos algunos tips a tener en cuenta.

Si nos referimos a infecciones en la piel, que pueden ser producidas por bacterias, hongos o virus, lo más recomendable es:

  • Mantener las manos limpias con una buena higiene de las manos.
  • Usar agua y jabón.
  • Use un desinfectante de manos a base de alcohol cuando no tenga acceso al agua y jabón.
  • Frotar las manos hasta que se sequen luego de aplicar el desinfectante.
  • Limpie cortes o heridas traumáticas tan pronto como sea posible.
  • Si se corta o raspa, use jabón y agua para limpiar bien la suciedad de la zona herida.
  • Aplique un ungüento antiséptico o antibiótico para cortes o raspones lo que previene infecciones.
  • Mantenga la herida limpia y seca cubriéndola con vendas o curas.
  • Hidrate la piel seca.
  • Preste atención a que lavarse las manos frecuentemente ayuda a reducir las infecciones de la piel, también puede conducir a una piel seca.
  • La resequedad puede abrir pequeñas grietas, que son los lugares por donde entran las bacterias.
  • Use crema hidratante con recurrencia para evitar grietas y descamación de la piel. Es muy importante esto para los ancianos
  • No comparta máquinas de afeitar, toallas u otros artículos personales. Evite la propagación de bacterias y hongos de persona a persona, para impedir que aparezcan infecciones.

El verano es una época donde son más recurrentes ciertas enfermedades de la piel, tanto por el contacto con el sol como también con el agua (de mar, río o piletas) por lo cual algunas recomendaciones para evitar estas diversas afecciones son las siguientes:

  • Pie de atleta: es una infección por hongos que afecta especialmente las áreas interdigitales de nuestros pies. Puede prevenirse si: secamos bien los pies luego de lavarlos; evitando roces; cambiando las medias y el calzado diariamente; evitando sumergir los pies en agua caliente durante mucho tiempo; no caminando descalzo en los alrededores de una pileta o baño público; hidratando todos los días los pies.
  • Manchas en la espalda: afecta principalmente a las personas que viven en países cálidos y tienen entre 15 y 30 años. Se presenta como una mancha en el tórax. Hay que mantener la piel limpia y seca; evitar el sudor; no usar ropa poco transpirable, especialmente en verano; y usar productos desinfectantes.
  • Quemaduras solares: pueden derivar en un cáncer de piel por lo cual es recomendable evitar la exposición solar en los horarios donde está más fuerte; aplicar grandes cantidades de protector solar; usar sombrero y lentes.

¿Cómo cuidar nuestra piel?

Se puede cuidar la piel sin grandes costos, sólo hay seguir estos tips que te ayudarán a tener una piel sana:

  • -Proteger la piel del sol
  • -Usar jabón suave en la piel
  • -Ducharse antes que sumergirse en la bañera para evitar la deshidratación. Preferiblemente agua templada a caliente.
  • -Secar la piel seca con suavidad.
  • -Hidratar diariamente.
  • -Beber mucha agua.
  • -Abrigarse si está frío.
  • -Comer de manera saludable.
  • -Dormir las horas necesarias.
  • -No fumar.

En Noticias Interesantes encontrarás toda la información referente a enfermedades de la piel, cuidados, prevención y tratamientos para evitar estos males. Todas las novedades sobre la piel y los avances en las terapias podrás encontrarlas aquí.