Saltar al contenido

Tratamiento contra la psoriasis infantil

Tratamiento contra la psoriasis infantil

El estrés ha sido identificado como una de las causas externas de dicha condición. Por otra parte, si algún miembro de la familia la padece, el niño está más propenso a desarrollarla. Conozcamos un poco de la psoriasis infantil y sobre el tratamiento que debe seguirse en estos casos.

Tratamiento contra la psoriasis infantil

Síntomas de la psoriasis infantil
Lo primero que aparece en la piel de los niños con psoriasis es una serie de granitos rojos que van formando como parches llamados placas. Estas superficies son gruesas y escamosas, adoptando un color grisáceo a medida que crecen.

Las áreas específicas son aquellas que tienen lesiones o están afectadas por el sol, especialmente codos y rodillas. También puede aparecer en el cuero cabelludo, en la zona que rodea el ombligo, las nalgas y los genitales, e incluso en las uñas.

Tipos de psoriasis infantil

En los niños pueden manifestarse los siguientes tipos de psoriasis:

  • De placa: es la psoriasis clásica y se caracteriza por inflamación, descamación y manchas rojizo-grisáceas en la piel.
  • Guttata: esta forma de psoriasis es muy común durante la infancia y se manifiesta a través de lesiones en forma de lágrimas de color rosáceo. Aparecen después de una infección (faringitis o estreptococos) o alguna lesión cutánea.
  • Pustulosa: se trata de ampollas llenas de un líquido blanco en manos y pies.
  • Inversa: aparecen zonas inflamadas de color rojizo entre los pliegues de la piel, sobre todo en áreas húmedas o de mucho roce.
  • Eritrodérmica: en este tipo de psoriasis grandes áreas de la piel se enrojecen y se inflaman, a veces hasta se desprenden. Es la más peligrosa de todas ya que durante los brotes se pueden producir fiebre, deshidratación e infecciones.
  • Artritis psoriática: se produce en el niño una inflamación de las articulaciones, lo que causa dolor, rigidez y enrojecimiento de los dedos de pies y manos. Puede haber deformación con el paso del tiempo.

Tratamiento de la psoriasis en niños
Lamentablemente la psoriasis es una enfermedad crónica y no puede ser curada. Sin embargo, existen tratamientos para la psoriasis que pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad. En el caso de la psoriasis infantil los especialistas son mucho más cuidadosos debido a los efectos secundarios o a largo plazo que pueden producirse.

Bebés
Los tratamientos son conservadores para los bebés. Se deben aplicar baños de avena y cremas hidratantes, que ayudan a aliviar el escozor y la irritación.

Niños
Para las psoriasis leves se utiliza la exposición a la luz solar; para los casos moderados, luz ultravioleta B de banda ancha regular o banda estrecha. Esta terapia ayuda a curar las lesiones cutáneas. Si el origen ha sido infeccioso, se deben aplicar antibióticos que eliminen las bacterias desencadenantes de la psoriasis.

Adolescentes
También se aplica la terapia de luz ultravioleta B para tratar las lesiones. No se aconseja utilizar, como en los adultos, esteroides tópicos, pues se absorben con mucha facilidad y pueden tener efectos secundarios.

Es importante ayudar a los niños a asumir su enfermedad y aceptar el tratamiento que el médico indique. Recuerda que, como toda enfermedad que implique el sistema inmunológico, la psoriasis infantil tiene un componente psicológico, así que hay que brindarle al pequeño mucho afecto y apoyo en los momentos de crisis, haciéndole saber que con esfuerzo se puede enfrentar mejor dicha condición.