Saltar al contenido

Trucos para eliminar manchas de la madera

Trucos para eliminar manchas de la madera

Para mantener muebles y superficies de madera en buen estado, basta con una limpieza profunda, pero a veces sufren daños o manchas difíciles, y para estos casos, también tenemos una solución.

Trucos para eliminar manchas de la madera

Por ejemplo, tampoco es buena idea reposar sobre la madera una bebida o una botella en extremo fría, aunque esté seca. Ello se debe a que, por la diferencia de temperaturas, en torno al contenedor, se producirá una condensación de humedad que terminaría por trasladarse hacia la mesa o hacia la superficie de madera, provocando esos tediosos aros casi indelebles. Tampoco reposes elementos calientes, pues podría alterar el barniz, si la madera lo tuviera, manchar la pintura o incluso a la misma madera.

Procura hacer una limpieza diaria o día por medio, con un paño de algodón suave que no deje pelusas, y en seco. Esto te permitirá retirar el polvillo y la suciedad, sin necesidad de utilizar otros productos.

Sin embargo, si quieres lustrar la madera, elige un producto en aerosol o en crema que no deje restos. Recuerda aplicar el producto al paño de la limpieza y no directamente. Luego, frota la superficie gentilmente con un paño seco y suave, para retirar los restos del producto limpiador que pudieran haber permanecido. De preferencia, no utilices pastas o ceras, ya que podrían dejar una capa residual muy gruesa, que sólo terminaría por ser el ambiente ideal para albergar polvillo y suciedades.

“Las manchas de humedad en la madera pueden ser solucionadas con un poco de cera para calzados o betún del mismo tono.”
Si la madera tiene manchas, hay técnicas para retirarlas, según sea la procedencia de las mismas:

  • Humedad. Las manchas de humedad en la madera pueden ser solucionadas con un poco de cera para calzados o betún del mismo tono. Aplícalo, retira el excedente, y frota bien para integrar en color y en brillo. Un truco casero de restauración consiste en lijar muy suavemente, y repasar la zona con un paño de algodón y un poco de mayonesa, dependiendo del color de la madera (si es clara, mejor).
  • Infusiones. Las manchas producidas por infusiones (té, café, mate) pueden solucionarse aplicando un paño húmedo y dejando que hidrate la suciedad. Luego, repasa con el mismo trapo, y finaliza limpiando con un limpiador específico para maderas. Puedes repasar con betún o con líquido restaurador para maderas, si hubiese descoloración.
  • Alcohol. Las manchas de alcohol sobre la madera pueden ser solucionados humedeciendo la zona y reposando un paño húmedo y caliente (no demasiado) sobre ellas. Luego, repasa con limpiador para maderas.
  • Tinta. Si hay una mancha de tinta, se debe absorber con papel de cocina de manera automática. Si la mancha ya hubiese secado, puedes frotar la zona con el zumo y la pulpa de un limón, luego limpiar con un paño seco o apenas humedecido en agua cálida, y finalizar con la aplicación del producto de limpieza o de lustrado.
  • Cera. Si la mancha que hay en la madera fuese de cera, primero retírala con un paño caliente o colocando papel secante o absorbente, y sobre él, la plancha al mínimo de temperatura, por apenas uno o dos segundos por vez. Al retirar toda la cera, limpia la zona con zumo de limón, seca, y aplica betún para emparejar el color. También puedes aplicar hielo sobre la cera, eliminándola luego con una espátula de goma que no raspe, y por último, aplicar betún al tono.
  • Grasa. Las manchas de grasa sobre la madera se pueden eliminar calentando la zona con una secadora de cabellos y luego aplicando papel absorbente. El agua oxigenada también puede ayudar a retirar la grasa, frotándola con un algodón.
  • Vino. Las manchas de vino tinto o de líquidos oscuros pueden ser solucionadas frotando la zona afectada con una esponja de acero, suavemente. Esto retirará el barniz, que luego será reemplazado por el mismo producto o por betún al tono. Aplica un restaurador para maderas para finalizar la labor.
  • Quemaduras. Si en lugar de una mancha la madera tuviese quemaduras, puedes lijar suavemente la zona con un papel de lija fino, y luego repasar con restaurador de maderas y lustrador, o betún del tono de la madera, dejando apenas una depresión. Si la marca fuese demasiado pronunciada, lija y rellena con harina de madera y cola. Deja secar, lija para crear una superficie pareja, y aplica betún del tono del mueble.
  • Arañazos. Si la madera tiene arañazos pequeños, utiliza la técnica de rellenado o bien utilizar un rotulador al tono, si fuese una marca fina y sin demasiada profundidad.