Saltar al contenido

Desierto de Atacama

¿Le gustaría conocer el desierto más árido del mundo? ¿Sabía que está en Sudamérica? Sí, en el norte de Chile está el desierto de Atacama, que lo espera con su geografía y paisaje extremo, pero con una belleza que lo invita a internarse en sus kilómetros de dunas y silencio.

Cómo llegar, qué hacer, qué ciudades se pueden conocer, y ¿Por qué el desierto de Atacama es uno de los atractivos más populares de Chile? Si desea vivir una aventura totalmente distinta a la que haya vivido alguna vez, entonces le recomendamos que considere a este atractivo turístico para sus próximas vacaciones. En este post le contaremos todo lo que necesita saber para tener un viaje inolvidable.

¿El desierto más árido y rico del mundo?

Sí, el desierto de Atacama, es el desierto no polar más árido del planeta, sus fronteras son el océano Pacífico y la Cordillera de los Andes y ocupa el inmenso territorio del llamado Norte grande de Chile (lo que contempla las regiones de Arica, Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y el norte de la de Coquimbo), y representa una superficie de casi 105 000 km². Son 1.600 kilómetros de largo por 180 kilómetros de ancho.​

Hay una región del desierto que está a más de 3.500 msnm y está entre las fronteras de Chile, Bolivia y Argentina. Esta zona es llamada la Puna de Atacama. Se trata de una ecorregión es muy rica en minerales metálicos (cobre, Chile es el máximo productor a nivel mundial; ​hierro, oro y plata) y también no metálicos (boro, litio,​ nitrato de sodio y sales de potasio), recursos imprescindibles para la economía chilena.

El desierto se caracteriza por su aridez extrema, más que el desierto del Sahara, en África. Hay zonas del desierto donde no ha caído agua desde hace más de 300 años. Las condiciones son muy difíciles también en cuanto a la temperatura ya que, por ejemplo, las noches pueden llegar a ser tan frías que hay -20º y eso se contrasta con el calor infernal del día cuando las máximas alcanzan los 40º.

¿Dónde está?

En el norte de Chile, entre la Cordillera de los Andes y la costa del Pacífico y ocupando una superficie de 105.000 kilómetros cuadrados, está el imponente desierto de Atacama. Este sitio tiene condiciones climáticas y geográficas tan complejas que fue elegido para que uno de los tramos del Rally Dakar pase por allí, hecho que ocurrió en varias oportunidades.

Algunas de las ciudades que están inmersas en esta región y que puede conocer durante su viaje son Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó. Puede disfrutar de los paisajes que ofrece Atacama en compañía o en soledad, el ambiente se presta para que sea una experiencia inolvidable.

¿Cómo se originó?

El desierto de Atacama se formó hace más de 3 millones de años, sostienen los investigadores, y el gran responsable es la Cordillera de los Andes ¿Por qué? Según se explica, hay un fenómeno llamado efecto Föhn que consiste en que las nubes cargadas de agua sólo la dejan caer de un lado de la montaña cuando se topan con ella. Pero cuando siguen su curso están vacías de vapor por lo cual, del otro lado de la montaña no llueve nunca. Es lo que ha pasado con el desierto.

Haces millones de años, Atacama fue en realidad un lecho marino pero este fenómeno y también otro llamado corriente de Humboldt han trabajado en la formación de lo que hoy es este gran atractivo turístico natural. Justamente, esta corriente lo que ha hecho es transportar agua helada de la Antártica hacia el norte por las costas chilenas y peruanas lo que tuvo como consecuencia que se enfríen las brisas marinas y redujo la evaporación lo que impide la formación de nubes de lluvias. Estos fenómenos son los que permiten la creación del ecosistema endémico que conocemos cuando visitamos esta región del mundo.

Estos fenómenos y otros más llevan miles de años de procesos, por eso la antigüedad del desierto más árido del mundo.

¿Cómo Llegar?

Hay varias maneras de llegar a San Pedro de Atacama, la ciudad más cercana al desierto. Hay que considerar que, si viene desde el extranjero es probable que su vuelo lo lleve hasta Santiago de Chile, que está a más de 1.670 kilómetros de San Pedro. Antes de arribar a San Pedro se debe llegar a Calama y conectar estas ciudades por una ruta asfaltada y bien cuidada. Podrá contemplar paisajes alucinantes en su camino.

  • En bus: si viaja en bus desde Santiago, el trayecto dura 20 horas. Pero es un viaje disfrutable que lo llevará a recorrer gran parte de Chile. Tiene muchas opciones de horarios y costos para elegir.
  • En avión: es la forma más rápida si viaja desde Santiago (con vuelos todos los días) o desde otros puntos de Chile (hay que ver la disponibilidad de conexiones). Posteriormente viajará por tierra un tramo de casi 100 kilómetros hasta San Pedro.
  • En automóvil: también puede ir por tierra alquilando un automóvil. Si parte desde Santiago tiene que optar por la Ruta 5 – Panamericana Norte. El viaje es largo por lo que le aconsejamos dividir el recorrido en dos tramos. El primero hasta Caldera (870 kilómetros) o Bahía Inglesa, descansar y partir desde allí hasta Calama (son 800 kilómetros más).
  • Desde la ciudad de Calama: estando en Calama puede tomar un colectivo que cuesta alrededor de US$2,50 para arribar a San Pedro. También considere que hay minibuses desde el aeropuerto (en algunos casos está incluido con el servicio del vuelo o de un tour que contrate)

Mejores atractivos turísticos

El desierto de Atacama ostenta muchísimos atractivos turísticos que ofrecen la posibilidad de practicar el turismo de aventura, deportivo  e incluso el turismo histórico-cultural para conocer más sobre el pasado de la región. Los sitios de interés que más se destacan son los siguientes:

  • Cordillera de la Sal
  • Valle de la Luna
  • Museo Padre Le Paige
  • Pukará de Quitor
  • Toconao y Salar de Atacama
  • Geiseres del Tatio
  • Termas de Puritama
  • Valle de la Muerte
  • Lagunas Altiplánicas
  • San Pedro de Atacama

Cordillera de sal

Hace millones de años esta zona fue un lago que, producto de los movimientos terrestres, fue subiendo hasta formar el paisaje que hoy conocemos. Es el mismo fenómeno que formó la Cordillera de los Andes. Las lluvias, el viento y el intenso sol del desierto terminaron de darle forma a este sitio que actualmente ostenta diversas estratificaciones coloraciones por la gran cantidad de minerales existentes. El nombre también deriva de las enormes fuentes de sulfato de calcio que hay, lo que da la impresión de que las esculturas naturales estuvieran salpicadas de sal.

Este sitio es excelente para contemplar la puesta del sol ya que el desierto cambia de colores de rojo púrpura a negro. A lo lejos, en el fondo del paisaje está el volcán Licancabur.

La Cordillera de Sal está a 70 kilómetros de Calama y se caracteriza por su paisaje extraño, de figuras de piedra que parecen dinosaurios y por estar muy cerca del impresionante Valle de la Muerte.

Valle de la luna

Muy cerca de la Cordillera de Sal y a sólo 17 kilómetros del centro de San Pedro está el atractivo turístico más visitado por los viajeros de todo el mundo: el Valle de la Luna. En esta región las formaciones rocosas y los colores del desierto y la arena han creado un paisaje único, extraño y bello. Es como si un pedazo de la luna estuviera en el norte de Chile.

Este paisaje está incrustado entre la Cordillera de los Andes y el desierto de Atacama y en su interior hay lagos secos cubierto de un manto de sal. También hay zonas escarpados de colores azules, verdes, amarillos y rojos. La belleza es de este lugar se puede apreciar mejor en las horas del ocaso, cuando cae el sol y las extrañas formaciones rocosas forman sombras indescriptibles.

Un momento ideal para visitar el valle es cuando hay luna llena ya que la majestuosidad del paisaje se combina con el silencio de la noche y conforman un ambiente único.

Este sitio fue declarado santuario natural ya que los espectáculos geológicos son incomparables. Sin duda es un lugar que no puede dejar de conocer.

Museo Padre Le Paige

Si es un interesado del turismo cultural-histórico entonces el museo Padre Le Paige, es el lugar que debe visitar. Este increíble santuario conserva casi 4,000 calaveras, muchísimas momias, armas y pocillos que se exponen en sus salas.

Le Paige fue un sacerdote jesuita que se inmiscuyó en la cultura atacameña prehistórica y comenzó a recolectar todo tipo de elementos y objetos que encontró en la región. El museo tiene un valor histórico incalculable por las piezas que conserva. Puede encontrarlo fácilmente ya que está en una esquina de la plaza de San Pedro.

Muchas de las piezas tienen 11 mil años de historia y podrá contemplar más de 450 mil objetos arqueológicos y 100 etnográficos. Aunque es complejo resumir la variedad de obras que hay, se puede hacer la siguiente clasificación de acuerdo al tipo de hallazgo:

  • Sitios paleolíticos (de piedra tallada) o Precerámicos, que describen tres épocas.
  • «Hábitat», pueblos, Pukarás y vestigios de asentamientos humanos.
  • Cementerios con aproximadamente 5.100 tumbas salvadas y catalogadas.
  • Material de Neolítico y Agro alfarero.

Pukará de Quitor

El Pukará de Quitor fue un antiguo fuerte construido por la cultura atacameña para defenderse de las invaciones de otros pueblos. Está ubicado muy cerca de San Pedro, apenas a 3 kilómetros (se puede llegar caminando).

El fuerte, el más antiguo que hay (700 años de vida) fue edificado en el siglo XII en la cima de un cerro en inmediaciones del río de San Pedro. Fue declarado monumento nacional y está hecho con piedras que simulan un muro defensivo perimetral.

La fortaleza de Quitor debe su nombre a una agrupación prehispánica llamada «Ayllu de Quitor» que tenía cultivos que nacían al pie del Pukará y que construyeron esta fortaleza para frenar los avances de los Aimaras.

Pero Quitor no es sólo la fortaleza. También hay pequeños asentamientos con viviendas, atalayas, muros y almacenes, todos construidos con piedras extraídas de liparita.

Salar de Atacama

Al sur de San Pedro se extiende un enorme lago en el corazón del desierto. Se trata del Salar de Atacama, que tiene una extensión de más 100 kilómetros de largo por 80 de ancho. El paisaje es imponente y junto a este lago está Toconao, un pequeño poblado que ofrece su artesanía típica a los viajeros. En el camino al Salar se pueden contemplar los volcanes Licancabur y Lascar hasta llegar a la laguna de Chaxa, el hogar de los flamencos y un sinnúmero de aves migratorias.

¿Cómo se produjo este salar? Es el resultado de la elevación de grandes cantidades de aguas subterráneas que estaban saturadas de sal y que luego se evaporaron con el calor del desierto dejando solamente las costas de sal y minerales. Es en este lugar donde la cultura atacameña se desarrolló. Actualmente, debajo de las costras de sal hay un lago con grandes cantidades de litio, utilizado para la industria de la tecnología.

El aire es tan limpio y seco que puede observarse desde un extremo, el otro del salar, pero también es engañoso porque no se pueden distinguir con precisión las distancias.

Toconao

Junto al lago está el pequeño y colonial pueblo de Toconao. Todas sus edificaciones están hechos con piedras liparitas que son de origen volcánico. Toconao (que deviene del cunzo «toco», que significa piedra) es famoso por sus artesanías confeccionadas con este material.

La agricultura y las artesanías son las principales fuentes de ingresos de este pueblo de precordillera, que está ubicado a más de 2.500 msnm.

Respecto a las artesanías, las cuales hacen con piedra volcánica, son muy diversas aunque la que más se destaca es la réplica de la Torre Campanario, que está en el pueblo. Este bello poblado se caracteriza justamente por la torre y también por sus calles de artesanos; pero también por estar en medio del desierto y estar bien ubicado para contemplar el salar.

Geiseres del Tatio

Tatio es el campo geotérmico más alto del mundo ya que está a 4.200 msnm, en proximidad de la Cordillera de los Andes. Sus enormes fumarolas de vapor atraen a los turistas de todo el mundo ya que este sitio está rodeado de montañas altísimas, que rondan los 6000 msnm. Está a sólo 89 kilómetros de San Pedro.

Entre las recomendaciones que se deben hacer para visitar este sitio está: llevar ropa abrigada, traje de baño, bloqueador solar, agua mineral y una toalla. El espectáculo que ofrece este sitio es indescriptiblemente bello.

El suelo en esta zona es muy colorido pero hay que acercarse a los geiseres con precaución. Las columnas de vapor llegan a elevar hasta 7 metros con temperaturas de hasta 85º, especialmente durante las primeras horas del amanecer, momento ideal para visitar este atractivo.

Las vicuñas, llamas, ñandúes y vizcachas, son los animales típicos que habitan la zona. En tanto los cactus gigantes, llaretas y coirón son la flora característica de una región donde la temperatura es casi siempre fría, especialmente durante la noche.

Si viene de un largo trekking o está cansado del viaje puede remojar sus pies en las pozas termales que hay en este campo y contemplar los volcanes que rodean este sitio.

Termas de Puritama

Y hablando de aguas termales, que mejor que conocer las Termas de Puritama, a sólo 30 kilómetros de San Pedro. Son las aguas calientes del río Puritama las que bañan esta zona formando las termas en el medio de un cañón montañoso. Un paisaje sin igual. La temperatura de las aguas puede llegar a los 30º y tiene propiedades curativas para aquellas personas que sufran enfermedades reumáticas.

Las termas están de camino a Tatio y en su tiempo fue un lugar muy visitado por incas. El paisaje que se puede contemplar es muy bello ya que está en una quebrada que en su zona baja presenta vegetación y escasas edificaciones que no son más que baños y cambiadores.

Actualmente se pueden disfrutar de estar termas pero no siempre fue así ya que en el pasado era de uso exclusivo para los locales.

Valle de la Muerte

O Valle de Marte está en plena Cordillera de Sal. Las extrañas formaciones rocosas caracterizan este lugar de paisaje extraño y casi tenebroso. Para llegar al valle desde San Pedro se tiene que pasar por la Cordillera de Sal, así que la travesía es completa y podrá disfrutar de un entorno natural único e inolvidable.

Lagunas Altiplánicas

Miscanti y Miñique son dos lagunas que emergen a más de 4.000 msnm a sólo 90 kilómetros de San Pedro, pasando por Toconao y bordeando el Salar de Atacama. Es un oasis para los animales que habitan la zona ya que llegan a beber de sus aguas, por ejemplo los flamencos y también la tagua cornuda, flamenco chileno, parina chica, caitó, playero de baird, chorlo de la puna, pato juarjual y la guallata.

Chile tiene en esta región la Reserva Nacional Los Flamencos y estos lagos forman parte de uno de los 7 sectores que tiene este sitio de reserva. Llegando a estas lagunas se puede contemplar un paisaje de ensueño entre montañas nevadas, volcanes, los cerros Miscanti y Miñique y el cielo azul metálico. También hay yacimientos arqueológicos en las zonas aledañas al lago que tienen una flora típica compuesta por la llareta y la paja brava.

Otras lagunas que pueden visitarse son la Laguna Verde, a más de 4300 msnm. Esta esun espejo de agua verde esmeralda rodeada de montañas, a sólo 21 kilómetros de la frontera con Argentina.

Otra laguna importante es Sejar; de aguas turquesas rodeada de cristales de sal y no muy lejos de San Pedro.

San Pedro de Atacama

San Pedro de Atacama es seguramente la ciudad donde alojará, su puerto para partir hacia los atractivos que hay en la región. Está a 160 kilómetros nada más del paso internacional Jama que conecta con Argentina y a 1.700 de Santiago de Chile.

San Pedro es el punto de partida de miles de turistas que llegan cada año a conocer el desierto más árido del mundo. Es en este pueblo donde se mezclan las culturas milenarias, las calles de tierra y las casas de adobe con el cosmopolitismo de los viajeros que llegan desde los puntos más distantes del mundo.

San Pedro es el lugar ideal para conocer cómo se conservan las culturas milenarias, las tradiciones antiguas y cómo sobreviven en uno de los climas más complejos que puedan existir.

En esta ciudad y los alrededores se puede practicar todo tipo de deportes de aventura como recorre el desierto en bicicleta, bajar por las dunas en Sandboard o disfrutar de una vista privilegiada en el valle de la Luna.

En San Pedro podrá encontrar platos típicos y oferta internacional. Hay opciones para todos los gustos. También a la hora de alojarse encontrará hoteles ostentosos y muchos otros más económicos ajustándose al bolsillo del viajero. No deje de visitar este lugar tan hermoso y que sea el punto de partida para entrar al desierto de Atacama.

El mejor lugar del mundo para ver las estrellas

Además de todos los atractivos naturales mencionados arriba, San Pedro de Atacama es uno de los mejores sitios en todo el mundo para contemplar las estrellas. Las vistas más impresionantes las tendrá en este lugar bajo la noche más oscura y silenciosa.

Incluso la revista National Geographic destacó a Atacama como destino ideal para el astroturismo por sus características geográficas y porque en las últimas décadas se han instalado muchos observatorios.

Si nunca pudo contemplar la Vía Láctea o distinguir estrellas en el cielo, entonces visite San Pedro y vivirá una experiencia alucinante. Junto a Atacama están en lo más alto del ranking mundial de mejores lugares para el astroturismo: la cima de los volcanes de Hawái; los Parques Nacionales del sureste de los EEUU; La Palma en Islas Canarias; Parque Nacional Nambung en Australia; el Parque Nacional Sagarmatha en Nepal y Alqueva en Portugal.

Gastronomía

En San Pedro de Atacama como en los pueblos del desierto encontrará una vasta oferta de gastronomía local tradicional y también platos internacionales en las cartas de los menús. Para que su experiencia en el desierto sea completa, le dejaremos algunas recomendaciones con los mejores platos típicos de esta región de Chile:

  • Picante de conejo: un plato típico que consiste en la cocción del conejo al horno o frito acompañado de sémola para, posteriormente pasarlo a un caldo y que termine de cocinarse a fuego lento. Se le agregan zanahorias, puti, cebollas, ajo y papas chuño previamente salteadas en huevo. El picante de conejo se sirve con arroz blanco entre otros acompañamientos.
  • Patasca: es un plato a base de maíz seco cocido durante largas horas con caldo de carne de res, cordero y cerdo sofrito al ajo, cebolla y ají. Plato ideal para combatir el frío y muy consumido durante las ceremonias tradicionales de San Pedro.
  • Mermelada de zanahoria: está hecho con vegetales cosechados en la zona y a partir de una receta que pasó de generación en generación conquistando paladares.
  • Carne de Llamo: esta carne es suave y con sabor parecido al cordero. Esta carne se utiliza para hacer estofados, cazuelas y empanadas. Incluso para acompañar con papas fritas y huevos fritos.
  • Rica-rica: es una hierba aromática que se usa para casi todo: desde adornar un pisco sour hasta acompañar ensaladas, postres y carnes en forma de aderezo.
  • Pingo-pingo: si tiene algún problema estomacal o sufre un resfrío durante su estancia en San Pedro, debe tomar una infusión de pingo-pingo, que es un arbusto característico de la región. Los locales también lo usan como “viagra atacameño” por sus cualidades afrodisíacas.
  • Quínoa: Ingrediente básico de la comida de San Pedro, disponible en sus tres versiones: roja, blanca y negra.
  • Airampo: Las semillas rojizas de esta flor del cactus son utilizadas en preparaciones dulces, tales como salsas, helados y bebidas. Como infusión, también tienen propiedades curativas para bajar la fiebre y combatir las úlceras del estómago.

San Pedro de Atacama lo espera. El desierto más árido del mundo puede ser su próximo destino de viaje. No deje de visitar este atractivo natural único en el mundo. Será una experiencia que no olvidará jamás.