Saltar al contenido

Italia

Italia destino turístico mundial

Italia es reconocida mundialmente como uno de los destinos preferidos por los viajeros de los 5 continentes. Al turista le atrae de Italia su belleza, elegancia y las múltiples propuestas de este país que da al Mediterráneo.

El componente histórico y cultural de Italia constituyen los atractivos más valiosos del país. Italia tiene un pasado de gloria, lleno de historias y en su momento fue el centro de uno de los imperios más poderosos del mundo. Estos condimentos invitan a conocer la historia de Italia a partir de sus ciudades, su arquitectura, sus huellas de un pasado muy presente y bien conservado.

Es imposible que no planees viajar a Italia aunque sea una vez en la vida. Millones de turistas la visitan año tras años y quedan maravillados con la experiencia que viven. Italia es un país con una arquitectura bella y especial, que llama la atención de los viajeros. Sus edificaciones destacan de entre casi todos los países de Europa. Por las calles de las ciudades italianas se respira su historia y su cultura viva.

Italia, como destino turístico cuenta con cientos de atractivos turísticos en muchas de ciudades. Todas están preparadas para recibir al turista y hacerlo sentir como en casa. Es un país consciente de su potencial y de sus cualidades, por lo cual está preparado en todo sentido para recibir a los miles de viajeros que la eligen como su destino para las vacaciones.

Italia mezcla a la perfección la historia y la cultura de un país antiguo con un estilo elegante y cosmopolita que no tiene nada que envidiarle a varios países de Europa y el mundo. Aunque no hablemos el mismo idioma, una de las cosas más importantes es que nos podemos sentir en casa, las personas son bastante amables con los turistas.

Son muchas las ciudades que se pueden recorrer en Italia. Roma, Florencia, Pisa o Cagliari son algunas opciones. Aunque geográficamente es más pequeño que la mayoría de los países de Sudamérica, tiene tantos atractivos turísticos que es muy complejo poder conocerlos a todos. La cultura italiana es una de las más importantes de todo el mundo, y esa cultura se ha expandido por todos los continentes, fruto de las importantes migraciones.

Una de las propuestas que más caracteriza a Italia es su gastronomía como atractivo turístico. Todos hemos probado un plato italiano al menos una vez en la vida. Pero comer platos típicos de Italia en el propio país es una experiencia completa, un acercamiento a los ingredientes típicos y una fiesta para el paladar.

¿Qué destinos turísticos hay en Italia?

Italia tiene mucho para mostrar y es probable que sea muy difícil conocer cada rincón del país. Pero para orientarlo un poco, a continuación, estaremos haciendo un paseo por las principales ciudades y sitios turísticos que Italia tiene para nosotros. Y cómo conocer la gastronomía de un país también es importante también estaremos hablando sobre algunos platillos que deben ser probados.

Coliseo de Roma, una experiencia histórica inigualable

Roma, es una de las ciudades italianas que tiene de todo un poco. Su estilo cosmopolita e histórico es una de las características que más gustan a los turistas. Los atractivos culturales antiguos con los que cuenta son incomparables. Sus calles, su arquitectura, su gente y el ambiente de Roma envuelven al viajero en una aventura inolvidable.

Dentro de los múltiples atractivos que tiene Roma se destaca el Coliseo Romano como uno de los sitios de interés más visitados por los viajeros. Quien haya visitado Italia y no haya tenido la oportunidad de al menos pasar por el Coliseo Romano, posiblemente no habrá hecho una visita completa. Es tan magnífico, gigante e imponente que se puede sentir la historia en nuestras manos.

El Coliseo es una de las piezas arquitectónicas más antiguas de todo el mundo. Se estima que fue construido en el año I A.C y es el retrato de la crueldad con la que se vivía en ese momento. Allí fue donde se dieron las principales batallas de la época por diversión. Tiene una capacidad para por lo menos unas 50.000 personas, lo que nos hace pensar que realmente los eventos que se daban allí eran unos muy importantes y masivos.

A pesar de que pasaron miles de años de su construcción, el Coliseo Romano se mantiene prácticamente intacto en la actualidad. Los daños que ha sufrido la estructura son consecuencia de algunos terremotos que se dieron a lo largo de la historia. Hoy por hoy ya nada queda del suelo en el cual se batían en duelo gladiadores y bestias para decidir quién era el más fuerte a manera de espectáculo.

Al no contar con el suelo original se puede apreciar con más detalle las bases de la colosal estructura ya que podemos observar las habitaciones y diferentes pasadizos en los cuales los gladiadores se preparaban para las batallas y las bestias eran encerradas. Las mejores fotos se toman en este sector.

Al ser un atractivo turístico de primera clase, día tras día recibe a muchísimos turistas que hacen diferentes recorridos por el Coliseo. Se ingresa comprando un boleto de acceso y lo más recomendable es hacerlo con anterioridad ya que el Coliseo es masivamente visitado por los viajeros.

La Capilla Sixtina, la obra maestra de Miguel Ángel

Italia es un país repleto de historias y lugares increíbles para visitar. Y en este país se encuentra una de las joyas arquitectónicas más bellas del mundo: la Capilla Sixtina. Se trata de uno de los sitios turísticos más emblemáticos de la historia de la humanidad, un lugar que no podemos no visitar.

La Capilla Sixtina, como destino turístico es una obra maestra y es emblema histórico muy importante. Además, tiene un peso cultural muy importante para Roma, y sobre todo para El Vaticano, ya que es aquí el lugar en el cual se elige y se corona a los Papas. La importancia de este lugar es magnífica al igual que es uno de los destinos preferidos por muchísimas personas. Cada día recibe la visita de miles de turistas.

La Capilla Sixtina fue edificada hace varios siglos atrás, entre los años 1473 y 1481. El arquitecto que creó esta obra maestra fue Giovanni de Dolci, muy reconocido por esta obra, por encima de las otras que pudo haber hecho. El nombre que lleva la Capilla Sixtina se le debe al papa Sixto IV, pues la capilla fue construida durante su paso por el papado.

Aunque sea considerado una joya de la arquitectura, no es esta cualidad su principal atractivo. Lo que en realidad lo convierte en uno de los atractivos turísticos más bellos de Italia son sus pinturas, famosas y enigmáticas al mismo tiempo. Algunos de los pintores que formaron parte de la obra que es la Capilla Sixtina son Perugino, Botticelli y el recordado por todos Miguel Ángel, la figura más importante de la capilla, en cuanto al arte.

El techo de la Capilla Sixtina fue pintado por Miguel Ángel quien tardó 5 años para completar su obra de arte. Este es uno de los principales atractivos precisamente por el nivel de arte que podemos encontrar. En el techo se puede observar escenas como la Embriaguez de Noé y también la Separación de la luz de la oscuridad.

Otra de las muy relevantes pinturas que hizo fue la creación de Adán, y se encuentra en el centro de la bóveda. Esta obra narra cómo fue la creación de Adán por la mano de Dios. Pero esto no es lo único. En la Capilla Sixtina está una de las obras mejor logradas de Miguel Ángel: El Juicio Final. Se trata de una imponente pintura de 13,7 por 12,2 metros en donde se observa una representación magnífica de esta escena.

Las filas que se hacen para poder acceder a la Capilla Sixtina son muy amplias y se pueden extender hasta 3 horas así que prepárese para madrugar. Lo recomendable es reservar desde antes un recorrido que incluya otros destinos y que el boleto de entrada ya esté garantizado

El Panteón de Roma, un acercamiento a la historia de Italia

La historia es la característica principal de la mayoría de los destinos turísticos en Italia. Dentro del cúmulo de ciudades que tienen cosas para ofrecer se destaca Roma. A los dos atractivos ya nombrados es imposible no mencionar el Panteón de Roma. Es un imponente edificio antiguo, tan hermoso y enigmático que permite conectarnos con lo más íntimo de la cultura italiana y remontarnos a muchísimos años atrás.

Se estima que el Panteón fue construido durante la época del Imperio Romano entre los años 118 y 125 después de Cristo. Los italianos también la conocen como La Rotanda, nombre que originó una práctica muy habitual que es la de caminar por la plaza libremente mientras se va tomando fotografías.

La construcción y el valor arquitectónico que tiene El Panteón lo colocan entre los lugares más simbólicos de toda Roma. Impresiona su forma circular y la cúpula abierta gigantesca, que alcanza unos 43 metros cuadrados de diámetro, lo que la convierte en la cúpula más grande de toda la historia y lo impresionante es que se mantiene en un muy buen estado.

Otro nombre por el que es conocido el Panteón de Roma es Panteón de Agripa. Esta denominación se debe a que fue mandado a hacer por Marco Agripa, un general de aquella época y que era amigo íntimo del emperador Augusto. Un detalle no menor del panteón es que podemos entrar totalmente gratis, no necesitamos ningún boleto. Esto lleva a que miles de turistas la visiten diariamente para vivir la experiencia.

El Panteón de Roma fue construido en su momento para alabar a 7 divinidades de la época. En aquella época la devoción a los dioses era muy relevante ya que no se tomaban decisiones sin su consentimiento. El Panteón sirvió para complacer a aquellos dioses, entre los que estaban el Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, y Saturno. Además, rendir tributo a los dioses, la finalidad de este panteón era acercar a los mortales con las divinidades, permitiéndole así llevar ofrendas y orar para diferentes favores.

Venecia, la ciudad más bella de toda Italia

Parece que todo está en Roma, pero no es así. Son muchas las ciudades que tienen decenas de atractivos para mostrar. Una de ellas es Venecia, considerada una “parada obligatoria”. Es una de las ciudades más hermosas y particulares de todo el mundo y con el paso del tiempo ha sido uno de los destinos preferidos por millones de turistas. Venecia es tan distinta a la mayoría de las ciudades del mundo que es imposible no ir a visitarla.

Venecia puede ser visitada en cualquier época del año lo que es bueno pero también trae una complicación: siempre está llena de turistas. La arquitectura es imponente y bastante autóctona. Venecia es una ciudad que flota, que se mueve y que expresa a través de sus edificaciones, su gente y sus costumbres.

El principal atractivo de esta ciudad es que sus calles no existen tal cual como las conocemos en las diferentes partes del mundo, estas han sido sustituidas por canales de agua, así que en su mayoría la extensión de Venecia está sumergida en el agua. Puede que no exista actividad más romántica que hacer un recorrido en góndola por el canal principal de Venecia y enamorarse del ambiente.

Pero los canales no son lo único que podemos recorrer de Venecia, si tenemos la oportunidad de estar unos días en la ciudad necesitamos hacer un recorrido por la Isla de las Lagunas que incluye un paseo en vaporetto por islas como Murano, Burano y Torcello que son joyas en cuanto a su belleza y tranquilidad

En Venecia es imposible aburrirse y existen propuestas para todo tipo de viajeros: puede ir en pareja, con amigos, o en una excursión familiar. Hay alternativas para todos.

Más destinos turísticos de Italia:

  • Florencia: es la capital de la región de Toscana. Varias obras maestras de la arquitectura y el arte renacentista se encuentran en esta ciudad. Entre las atracciones más llamativas está el Domo, una catedral con un domo de tejas de terracota y un campanario gigante. Se destaca también la Galería de la Academia en donde está la famosa escultura del “David” de Miguel Ángel. En tanto, en la Galería Uffizi se exhibe “El nacimiento de Venus” de Botticelli y “La Anunciación” de Da Vinci.
  • Pisa: es una ciudad que se encuentra en Toscana, y es mundialmente conocida por su Torre inclinada. El cilindro de mármol blanco de 56 metros de altura ya estaba inclinado cuando se terminó de edificar en 1372 y corresponde al campanario de la catedral romanesca de mármol a franjas que se erige a su lado en la Piazza dei Miracoli. En esta plaza también está el Baptisterio, famosa por su acústica que es puesta a prueba en numerosas presentaciones de cantantes aficionados. También en las inmediaciones de la plaza está el cementerio Camposanto Monumental.
  • Milán: es considerada la capital mundial de la moda y el diseño. La ciudad se ubica en el norte de Italia, en la región de Lombardía. En Milán está la bolsa de valores nacional y es el núcleo financiero del país, también conocido por sus exclusivos restaurantes y tiendas. Entre los lugares más impresionantes a visitar están la catedral gótica de Milán y el convento Santa Maria delle Grazie, que alberga el mural “La última cena” de Leonardo da Vinci, son testigos de siglos de arte y cultura.
  • Nápoles: esta popular ciudad está en el golfo de Nápoles, al sur de Italia y muy cerca del monte Vesubio, el volcán aún activo que destruyó la cercana ciudad romana de Pompeya. Nápoles es muy antigua, se estima que fue fundada alrededor del segundo milenio a. C. y tiene siglos de arte y arquitectura importante. La catedral de la ciudad, Duomo di San Gennaro, está llena de pinturas impresionantes. Otros hitos importantes incluyen el espléndido Palacio Real y el castillo Castel Nuovo del siglo XIII.
  • Costa amalfitana: en el extremo sur de la península Sorrentina se encuentra la costa amalfitana, una extensión de 50 km de costa a lo largo. Los acantilados verticales y la ribera accidentada con playa pequeñas y villas pesqueras convierten a este lugar un destino vacacional muy especial. El camino costero desde la ciudad portuaria de Salerno hasta Sorrento sobre los acantilados pasa por grandes villas, viñedos en terrazas y limonares en acantilados.
  • Siena: es una ciudad que se encuentra en el centro de Italia, dentro de la región Toscana. Las edificaciones medievales de ladrillos son el gran atractivo de este lugar. La plaza central, llamada Piazza del Campo, tiene forma de abanico y en su alrededor se encuentra el Palazzo Pubblico, el ayuntamiento gótico y la Torre del Mangia, una delgada torre del siglo XIV con vista panorámica desde su característica corona blanca. Las 17 “contradas” (distritos) históricas de la ciudad se extienden desde la plaza hacia afuera.
  • Capri: es una isla que está en la bahía de Nápoles. Es muy reconocida por su paisaje escabroso, sus hoteles y el movimiento comercial. También es conocido por sus diseños de sandalias de cuero fabricadas a mano. Uno de sus sitios naturales más populares es la Gruta Azul, una caverna oscura donde el mar brilla con un color azul eléctrico, producto del paso de la luz solar a través de una cueva submarina. En el verano, la espectacular costa cubierta de caletas de Capri atrae muchos yates.
  • Sorrento: es una ciudad costera que está frente al golfo de Nápoles en la península península Sorrentina. Su ubicación es algo escabrosa ya que está sobre acantilados que separan la ciudad de sus populares puertos deportivos. Lo que más se destaca son las vistas panorámicas del mar y la Piazza Tasso, una plaza rodeada de cafés. El centro histórico es muy característico por simular un laberinto de pasajes angostos donde se encuentra la Chiesa di San Francesco, una iglesia del siglo XIV con un sereno claustro.
  • Pompeya: es un enorme e impresionante sitio arqueológico ubicado en la región de Campania, en la zona sur del país. Fue una ciudad del Imperio Romano muy desarrollada que quedó enterrada bajo metros de cenizas y piedra pómez después de una catastrófica erupción del monte Vesubio en el año 79 d.C. Está ubicado muy cerca de la bahía de Nápoles. Es un zona que ha sido muy cuidada y preservada para que los visitantes puedan explorarla.
  • Siracusa: esta ciudad se encuentra en la costa Ionica de Sicilia. Es reconocida por sus ruinas antiguas. Uno de los lugares más representativos es el central Neapolis Parque Arqueológico en el que se encuentra el Anfiteatro Romano, el Teatro Griego y el Orecchio di Dionisio, una cueva de caliza con forma de una oreja humana. También está el Museo Arqueológico Regional Paolo Orsi en donde se exhiben objetos de terracota, retratos romanos y escenas del Antiguo Testamento grabadas en el mármol blanco.
  • Palermo: es la capital de la isla de Sicilia. Su Catedral data del siglo XII y alberga tumbas reales, mientras que el enorme Teatro Massimo, de estilo neoclásico es reconocido por los espectáculos de ópera. Otro sitio muy interesante está en el centro de la localidad: es el Palazzo dei Normanni, un palacio real que se inició a construir en el siglo IX, y la capilla Palatina, con mosaicos bizantinos. Los mercados son una alternativa muy interesante, el que más se destaca es el mercado callejero central de Ballarò y el Vucciria, cerca del puerto.
  • Génova: es una ciudad portuaria y la capital de la región de Liguria, en el noroeste de Italia. Es conocida por la función central que desempeña en el comercio marítimo hace varios siglos. En la ciudad antigua, se encuentra la catedral románica de San Lorenzo, con una fachada a franjas blancas y negras, y frescos en su interior. Tiene callejones angostos que llegan a plazas monumentales como la Piazza De Ferrari, donde hay una icónica fuente de bronce y se encuentra la sala de ópera Teatro Carlo Felice.
  • Turín:es la ciudad capital de Piamonte en el norte de Italia, conocida por su arquitectura y su cocina refinadas. Los Alpes se alzan al noroeste de la ciudad. Los paseos arbolados y las plazas, como la Piazza Castello y la Piazza San Carlo, están bordeados de edificios barrocos y antiguos cafés. Cerca está la alta aguja de la Mole Antonelliana, una torre del siglo XIX que alberga el Museo Nacional del Cine interactivo.
  • Etna: es un volcán activo en la costa este de Sicilia, entre las provincias de Mesina y Catania. Su altitud es de más de 3.220 metros, aunque ésta varía debido a las constantes erupciones. Así, actualmente la montaña mide 21,6 metros menos que en 1865.
  • Portofino: es un pueblo pesquero en la costa de la Riviera italiana, al sureste de la ciudad de Génova. En su Piazetta adoquinada, hay casas de colores diversos, tiendas de moda exclusivas y restaurantes de mariscos. También posee vistas al puerto, rodeado de yates lujosos. Un camino conduce de la Piazzetta a Castello Brown, una fortaleza del siglo XVI y museo con exhibiciones de arte y vistas panorámicas de la ciudad y el mar de Liguria.
  • Rávena: es una ciudad de la región de Emilia‑Romaña y muy conocida por los coloridos mosaicos que decoran los edificios céntricos, como es el caso de la basílica de San Vital (con planta octogonal), la basílica de San Apolinar el Nuevo (del siglo VI) y el mausoleo de Gala Placidia (con planta con forma de cruz). Al norte del centro de la ciudad se alza el mausoleo de Teodorico, construido en piedra en el siglo VI en honor al Rey Teodorico el Grande. Este mausoleo es de estilo gótico, tiene planta circular y cuenta con una cúpula monolítica.
  • Cagliari: es la capital de la isla de Cerdeña. El barrio medieval y amurallado de Castello que, al estar enclavado en la cima de una colina, se alza por sobre del resto de la ciudad, es uno de los lugares más llamativos. Entre los monumentos arquitectónicos más destacables, se encuentran la catedral de Cagliari (s. XIII) y el Museo Arqueológico Nacional, ubicado en un antiguo arsenal, donde se exponen objetos de bronce, cerámica romana y artefactos desde la era nurágica hasta la bizantina.
  • Padua: es una ciudad al norte de Italia y en la región del Véneto. Es conocida por los frescos de Giotto en la capilla Scrovegni, que datan de los años 1303–1305, y la amplia basílica de St. Anthony del siglo XIII. En esta basílica, que tiene domos estilo bizantino y obras de arte destacadas, se encuentra la tumba del santo del mismo nombre. En el centro antiguo de Padua, hay calles con arcadas y cafeterías elegantes que frecuentan los estudiantes de la Universidad de Padua, institución que se fundó en 1222.

¿Qué puedo comer en una visita a Italia?

La gastronomía italiana es especial para apreciar toda su cultura. Este país tiene sus propios ingredientes que han popularizado recetas que hoy se conocen en todo el mundo. No existe país que no tengo un restaurante italiano o de esa influencia, tal así es la magnitud de la gastronomía como patrimonio cultural italiano.

Por esto es que les presentamos una selección de algunos de los platos típicos italianos, recetas que no debe perderse en su visita por el país de la pasta:

Lasaña: a nivel mundial, Italia es reconocida por su pasta más que por cualquier otra comida. En el caso de la lasaña, son un conjunto de láminas de pasta que miden aproximadamente 1 o dos milímetros de espesor y que son de forma rectangular. Su preparación es rápida  y sencilla: las láminas se colocan en agua caliente algunos minutos y se colocan en una fuente. Entre capa y capa se rellena por ejemplo, con carne condimentada. La carne que se coloca entre las capas puede ser de vaca, pollo o pescado. Generalmente va acompañado por una salsa boloñesa y lo que no puede faltar nunca en su preparación es una salsa bechamel en la parte superior y un poco de queso.

Pizza: es una comida conocida en todo el mundo y es italiana. Comer una pizza es una experiencia gastronómica completa Es justamente este país donde se nota el toque en el sabor ya que sus ingredientes son frescos y la preparación puede variar un poco. La masa, que puede tener algunas especias, es la base de este plato. Arriba se le pueden agregar muchos ingredientes. En efecto, cada vez más existen distintos tipos de pizzas aunque la base tradicional es con una capa de salsa de tomates condimentada.

Hay muchísimos tipos de pizza, aunque una de las más populares es la napolitana, que lleva pedazos de tomate y queso mozzarella. Pero como señalábamos más arriba, a las pizzas se les pueden agregar muchos ingredientes como hongos, piña, cebolla, ají y variedades de quesos. También puede ir con hierbas.

Panini: la inmensa mayoría de las comidas italianas tienen como base el uso de las harinas. Ya sea en las pizzas, las pastas y los paninis, una mezcla de sandwich con pizza. El panini es muy sencillo de hacer pero muy efectivo. Se le unta manteca al pan, luego se agrega salsa de la pizza y los demás ingredientes -que pueden ser muchísimos y depende de cada persona-. El panini se ingiere cuando está bastante caliente y tostado. Es una comida que va bien para la hora del desayuno o también en la merienda.

Ravioli: el ravioli debe hacerse con cuidado y delicadeza. Es una pasta que primeramente se amasa y estira. Luego se la rellena de distinto ingredientes para posteriormente cocinar en agua caliente. La mejor opción es degustar un ravioli hecho de manera casera de principio a fin, aunque su proceso de producción es delicado por lo cual se agradece tanta variedad de restaurantes que ofrecen este plato.

Los raviolis pueden estar rellenos de muchísimas cosas, quizá de diversas mezclas de hierbas o de algún producto animal, pero puede ser rellenado casi con lo que sea.

Italia es uno de los mejores destinos del mundo entero para ir de vacaciones. Su gastronomía, aunque a base de pasta, es muy creativa y deliciosa. Si deseamos hacer recorridos con mucha historia es el lugar perfecto, además de que seremos recibidos por una de las culturas más amenas de todas. Existen muchos recorridos y diferentes guías que pueden ayudarnos a visitar los mejores lugares, pero también podemos hacerlo solos y lo interesante es que tiene sitios gratuitos que podemos visitar.

¿Qué estás esperando para vacacionar por Italia? Toma tu maleta y emprende un viaje turístico al mejor destino del mundo, Italia.