Saltar al contenido

Turismo de aventura

El turismo de aventura es una modalidad de turismo que busca explotar tu adrenalina con actividades de riesgo. Los destinos más buscados, tours y todos los tipos de turismo aventura en este post. No te pierdas la oportunidad de hacer una actividad totalmente distinta.

¿Qué es el turismo aventura?

El turismo de aventura es un tipo de turismo que necesita del viajero ciertas destrezas y condiciones físicas ya que implica una amplia gama de actividades de exploración que conllevan un riesgo real.

De todas maneras existe una diferencia entre el turismo de aventura y los deportes de aventura ya que estos últimos sí requieren de una preparación física mínima, contar con el equipo necesario para la aventura y conocimientos en ciertos deportes como rápel, escalada, carreras de aventura o montañismo. Otra diferencia fundamental radica en que en el deporte de aventura no hay una relación contractual de índole económica ya que quienes lo practican lo hacen por deporte o recreación; (deportistas, grupos de amigos, familias) o por iniciativas académicas (escuelas de deportes, clubes deportivos, etc.), lo que genera un vínculo de instructor-alumno.

El turismo de aventura conlleva un viaje hacia un lugar lejano y o área poco habitada para llevar a cabo un plan de actividades acordes al lugar que se visita. El turismo de aventura es un tipo de turismo como el turismo cultural o el turismo ecológico.

Para comprender los alcances de este tipo de turismo, la mejor forma es en comparación con el turismo convencional. En este último caso, los turistas buscan conocer grandes urbes, visitar playas para descansar y no implica hacer grandes esfuerzos. En cambio, el turismo de aventura se propone más activo y con más riesgos ya que se practican deportes en la naturaleza y actividades de exploración en zonas remotas.

Actividades que se hacen en el turismo aventura

El turismo aventura cuenta con numerosas propuestas y se pueden practicar deportes de todo tipo. Aunque una de las alternativas más recurrentes es el cicloturismo, el turismo rural o el senderismo. Es esta última la que más protagonismo tiene y la que más se ha desarrollado en los últimos años ya que cumple tres objetivos que interesan al viajero: cultura, deporte y medio ambiente. Por este motivo está claro que en el turismo de aventura se van a conocer nuevos lugares, a los locales y se aprenderá de manera activa y participativa sobre la cultura del sitio que se visita.

El turismo de aventura puede clasificarse según su dificultad: baja, moderada o alta.

Algunas formas de turismo de aventura:

  • Apnea (deporte),
  • cicloturismo,
  • bungee o puenting,
  • rafting
  • cabalgata,
  • montañismo o andinismo,
  • senderismo,
  • Ciclismo de montaña
  • escalada,
  • canopy
  • tirolesas,
  • overlanding,
  • rápel,
  • vías ferratas,
  • barranquismo,
  • parapente

Tipos de turismo aventura

El turismo de aventura es un tipo de turismo en el que la persona participa activamente de excursiones naturales, físicas y culturales y tiene por objetivo que el viajero salga de su zona de confort. Existen cuatro tipos de turismo que se desprenden de dos subcategorías denominadas: aventuras suaves y aventuras fuertes. Esta última contempla actividades de riesgo o peligro físico, en tanto que las aventuras suaves se focalizan en la exploración de zonas pocos comunes para los viajeros como por ejemplo visitar destinos relativamente pocos desarrollados.

El Ecoturismo

El ecoturismo está catalogado dentro del turismo de aventuras suave, por lo general. Este tipo de turismo implica que la persona durante el viaje puede explorar y descubrir zonas naturales, levemente desarrolladas y culturalmente sensibles con el objetivo de vivir una experiencia única en lugares que todavía se mantienen intactos y no han sido modificados por el hombre. No se precisa un equipo específico y se trabaja con instalaciones sencillas y mínimas ya que la finalidad es confiar en lo que el ambiente puede ofrecer para garantizarse refugio y comida.

Al hacer ecoturismo se prioriza la relación y el contacto con los locales en detrimento de los alquileres de lujos, los autos o los hoteles e incluso los ambientes románticos. El objetivo es la interacción y el aprendizaje. El ecoturismo se postula como una filosofía de viaje. Los destinos más populares para la práctica de este tipo de turismo son la selva del Amazonas, la selva de Costa Rica, la observación de osos polares y los arrecifes de coral.

El turismo accesible

Este tipo de turismo está creciendo notoriamente con una propuesta que está en el medio de las aventuras fuertes y suaves porque permite realizar excursiones a personas que sufren de alguna dificultad para movilizarse aunque también se incluyen propuestas más riesgosas como los saltos en bungee, el rafting o la bicicleta de montaña. Se puede hacer exploración cultural o exploración riesgosa.

La adrenalina que no encuentra en su zona de confort la tendrá realizando este tipo de turismo. Además, y pensando en las personas con algún tipo de discapacidad física, se han adecuado ofertas de viaje con paquetes turísticos especializados con el fin de que todas las personas puedan vivir una aventura de este tipo.

El turismo de emoción

El rafting, el salto en bungee, el parapente, el montañismo, salto de base, la escalada en roca y la espeleología, son ejemplos de este tipo de turismo de aventura fuerte.  El turismo de emoción es muy popular y para el viajero representa una tremenda descarga de adrenalina ya que la sensación de peligro es la base del turismo de emoción.

Este tipo de turismo no puede hacerse por cuenta propia por lo cual siempre es ofrecido por una empresa que cuenta con las medidas de seguridad, el equipo necesario y capacita al turista antes de realizar la actividad riesgosa. Es así porque el turismo de emoción puede ser muy peligroso para la vida de la persona.

El Etnoturismo

El objetivo de este tipo de turismo es poner a los viajeros en contacto con personas y culturas de todo el mundo. Es una modalidad de turismo aventura suave. Generalmente, este tipo de turismo implica la exploración por zonas no muy desarrolladas y que conllevan un alto riesgo.

Tener presentes estas situaciones permite que el viajero no sea propenso a sufrir enfermedades, problemas alimentarios o físicos. También es relevante estar informado sobre el destino que va a visitarse para conocer la situación política y social. Un factor muy importante a tener en cuenta es el impacto que puede tener para la comunidad la visita de viajeros de otros lugares del mundo porque quizá sus organismos no están preparados para posibles enfermedades de los visitantes. Este tipo de turismo implica que ambas partes –las comunidades y los viajeros- estén seguros.

El etnoturismo no es muy antiguo pero desde que comenzó a implementarse se volvió más popular en todo el mundo porque la demanda ha crecido. Existen muchos turistas que buscan una experiencia totalmente distinta y este tipo de propuestas son una respuesta a esa demanda.

Los mejores destinos para hacer turismo aventura

Safari por Tanzania

La amplia diversidad en flora y fauna que tiene Tanzania lo convierte en un país espectacular para visitar. Se puede estar en contacto total con la naturaleza La actividad más riesgosa para hacer y disfrutar de una experiencia intensa es un safari. Este tipo de propuestas permite tomar fotografías de todos los animales que viven en este ambiente natural, recorriendo las llanuras de Tanzania sobre un jeep o 4×4.

En Tanzania también hay parques naturales para descubrir, como por ejemplo el parque Serengeti, el más grande de Tanzania. Aquí encontrarás leones, jirafas, leopardos y demás animales salvajes. El parque natural Kilimanjaro es otro destino obligado en su viaje a Tanzania ya que puede conocer uno de volcanes más famosos que tiene 5.895 metros de altura, el más alto del continente.

Gymkana en Costa Rica

A pesar de ser geográficamente muy pequeño, Costa Rica es un país que está lleno de lugares donde se puede practicar excelentes deportes de aventura. Costa Rica ostenta hermosas playas, selva tropical, volcanes y pueblos indígenas que descubrir, entre otros numerosos atractivos que hacen de este país un lugar increíble con un encanto sin igual. Costa Rica tiene una naturaleza muy rica ya que ostenta más del 6% de la diversidad biológica del mundo. Respecto a los deportes de aventura, en este país puedes desde hacer trekking por volcanes activos hasta distintos gymkanas por su selva incluyendo espectaculares tirolinas; también se puede hacer canoa y rafting por sus caudalosos ríos.

Los deportes de riesgo en Brasil

La escalada es sin duda el deporte de riesgo más popular en Brasil. Este país cuenta con una geografía muy diversa para la práctica de deportes extremos. Abundan los paisajes montañosos y rocosos pero son cuatro lugares más buscados para hacer escalada y son: Serra dos Orgãos, Pedra do Baú, Tres Picos-Salinas y Serra do Cipó.

Otro deporte con el que le explotará la adrenalina y que puedes hacer junto con la escalada es el rapel. Descansar sobre unas cuerdas suspendido en el aire luego de subir una montaña es una sensación inigualable. No te olvides de hacerlo. Brasil es también conocido por tener una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo, como lo es el Amazonía, un sitio inigualable para hacer excursiones en canoa.

Experiencia Nueva Zelanda

Si hay un país enigmático, de paisajes únicos, retos y desafíos es Nueva Zelanda. Es una nación que está repleta de oportunidades para practicar deportes extremos. Y una de las prácticas más riesgosas que se puede llevar adelante es el puenting o bungee jumping. Este deporte es de lo más emocionante y el mejor lugar dentro de Nueva Zelanda para practicarlo es el cañón Skippers, en donde se ubica la tubería bungy, uno de los atractivos turísticos más populares del mundo donde hacer puenting.

Nueva Zelanda es tan diversa que incluso tiene cuatro estaciones de esquí que son muy famosas en el mundo. Aquí puede practicar el snowboard y el esquí, dos deportes extremos que te llenarán de adrenalina.

Deportes de aventura en Australia

Australia es el hogar para los viajeros que aman hacer deportes acuáticos de riesgo y aventura. Las costas de este país constan de un gran oleaje y la práctica de deportes náuticos son las más populares de Australia, como por ejemplo el Surf, Bodyboard, Kitesurf y Windsurf.

La regata más peligrosa de todo el planeta se hace en Australia, se llama Sídney-Hobart, o también es conocida como la regata del fin del mundo. Las características de esta actividad, con sus increíbles oleajes y angostos caminos la convierten en el deporte más riesgoso del mundo, incluso más que el París-Dakar.

Más allá de los deportes de riesgo acuáticos, en Australia se pueden hacer todo tipo de aventuras que van desde excursiones en entornos inhóspitos  hasta senderismo por caminos solitarios para visitar parques naturales únicos. Además puedes hacer recorridos en 4×4 por el desierto rojo para luego poder escalar los increíbles Ayers Rock.