Saltar al contenido

Turismo gastronómico

¡Qué mejor aventura que conocer la cultura de un país a través de sus sabores! Anímate a vivir el turismo gastronómico y recorrer el mundo probando todo tipo de platos tradicionales. En Noticias Interesantes le contaremos todo sobre este tipo de turismo: tendencias, destinos más elegidos y los mejores platos para que amplíe su paladar

¿Qué es el turismo gastronómico?

El turismo gastronómico es una modalidad de hacer turismo que prioriza descubrir un país a través de su cultura gastronómica. Es una alternativa a las formas tradicionales de hacer turismo ya que procura una forma de conocer el mundo de una manera distinta, haciendo hincapié en un aspecto de lo que un país o región tiene para ofrecer: la gastronomía.

Distintas encuestas de medios especializados en el turismo gastronómico afirman que casi el 35% de los viajeros muestran un especial interés en este tipo de turismo y vivirían esta experiencia aunque sea una vez en su vida.

La tradición y la cultura de un pueblo no sólo se define por su arquitectura, idioma, costumbres o cosmovisión, la gastronomía es un aspecto por el cual una comunidad se expresa. El turismo gastronómico no es sólo un acercamiento a los platos típicos, sino también a las formas de vida y las costumbres de un pueblo.

¿Para quién va dirigido este tipo de turismo?

No hay limitaciones en el turismo gastronómico. No es solamente para los profesionales que se desempeñan en el ambiente o para catadores y amantes de la comida. Sólo necesita animarse a salir de su zona de confort para vivir esta aventura totalmente alternativa y culinaria. El desafío está en probar cosas nuevas, explorar sabores que nunca había degustado.

El turismo es una industria que se ha diversificado por lo cual existen muchas modalidades de hacer turismo, el gastronómico es uno de ellos y su enfoque está en el descubrir y conocer la cultura de un país o región a través de este aspecto. La Organización Mundial del Turismo (OMT) definen el concepto de turismo gastronómico como: “Visitantes y turistas que planifican sus viajes con el fin de probar la cocina del lugar al que van o realizar actividades relacionadas con las gastronomía”. Esta modalidad de turismo ha crecido a pasos agigantados en el último tiempo pero es una práctica muy antigua.

¿Qué se hace en una ruta gastronómica?

El turismo gastronómico está lejos de ser un tour por restaurantes para ir probando platos distintos de un país. Es en realidad una práctica más compleja y completa que contempla todos los aspectos y actividades que están involucradas en la preparación de la comida típica. En tal sentido es que se pasea por los mercados, las tiendas de los productos alimenticios locales, se visitan casas de lugareños y se participa de festividades locales, entre otras actividades.

El desarrollo del turismo gastronómico sigue en crecimiento, tanto así que actualmente se han creado numerosas rutas gastronómicas en todos los continentes, cada una especializada a algún tipo de comida o insumo. Por ejemplo, está la ruta del vino, de los quesos de cabra, de las frutas, los licores, y más.

En este tipo de turismo los viajeros pueden conocer a los productores primarios y secundarios de alimentos, asistir a festivales gastronómicos, diversos restaurantes y lugares específicos para degustar platos y experimentar los atributos de una región específica.

Pensar en el turismo gastronómico implica ampliar el horizonte de lugares del mundo por conocer y es enseñarle a nuestro paladar la cantidad de sabores que existen y que son tan distintos a lo que estamos acostumbrado.

Los primeros turistas gastronómicos

Aunque esta modalidad de turismo se ha desarrollado enormemente en los últimos años, su tradición es antigua. Las primeras guías gastronómicas comenzaron a realizarse en la Europa del siglo XIII y estaban relacionadas con la visita de las mejores posadas y restaurantes. Los tour eran coordinados por los «gourmets» o «gastronomers», como se llamaban a aquellas personas de mucho apetito y que se dedicaban a puntear los restaurantes. Un viajero muy reconocido es “el gran Curnosky” (Maurice Edmond Sailland era su nombre original) quién fue reconocido como el «príncipe de los gastrónomos» en el año 1927 ya que se abocó a conocer todos los lugares gastronómicos de Francia acompañado de sus amigos y personas aficionados a la gastronomía.

Origen del turismo gastronómico

Existen actualmente un gran número de rutas gastronómicas. Se destacan por ejemplo: la ruta del jamón Ibérico en España, la ruta de los quesos de cabra, la ruta de la tenca, la ruta de las frutas y los licores, la ruta de los vinos y la ruta de los Nuggets, entre otros.​ La identidad de la ruta suele estar definida a partir del tema o producto culinario que se elija para representar a la región, por lo cual se busca vender este producto además de desarrollar una economía local y promover la cultura e identidad de un lugar determinado. Pero el turismo gastronómico no va solo sino que genera lazos con otros tipos de turismo que pueden complementarlo como por ejemplo el turismo rural o el turismo tradicional.

Un beneficio muy importante que promueve el turismo gastronómico es favorecer la recuperación de la alimentación típica de cada región. La profundización de esta perspectiva se desarrolló más fuertemente en la segunda mitad del siglo XX ya que especialmente los turistas empezaron a valorar la comida como parte de la experiencia de estar viajando. La producción y el posicionamiento de los alimentos regionales se ha revalorizado a partir del turismo gastronómico.

Tendencias

Hay cinco características principales que delinean las tendencias en el turismo gastronómico desde la perspectiva de la demanda:

  • Conocer la cultura gastronómica de una región a partir de la búsqueda de los productos alimenticios locales. Y también contribuir con la sostenibilidad y ayudar a desarrollar las economías locales. Esta es una de las variables que más ponderan los viajeros ya que la prioridad es consumir un producto que no puede conseguirse en otro lugar del mundo.
  • Consumir productos de buena calidad que estén apoyados por marcas de garantía oficiales tales como: Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas o Marcas Propias.
  • Poder acceder a una oferta que integre la cocina tradicional y creativa con toques tradicionales.
  • Un buen precio por buena calidad.
  • La multiculturalidad como experiencia.

Objetivos

Los objetivos que persigue el turismo gastronómico son los siguientes:

  • Experimentar y conocer nuevas comidas de otras regiones
  • Dar a conocer las especialidades de cada región a los viajeros y visitantes
  • Experimentar nuevos sabores
  • Conocer diferentes ingredientes y formas de preparación

Características

Introducirse al mundo culinario a través del turismo gastronómico es una opción magnífica que permite conocer y experimentar los específicos sabores que caracterizan a una región. Como se ha indicado, no necesita ser un experto ni estar relacionado con la industria de la gastronomía ya que está orientado a todo tipo de personas desde chefs o personas que se desempeñan en esta área, viajeros que sólo están buscando una nueva experiencia de sabores.

Destinos gastronómicos

Son muchas las rutas gastronómicas diseñadas en la actualidad y que están orientadas a presentar los distintos tipos de comida a partir de la elección de un tema culinario y promoviendo la venta de un producto en particular. Un ejemplo es la “ruta del jamón ibérico” en España o la “Toscana” en Italia. En América Latina uno de los países que más desarrollado tiene este tipo de turismo es México ya que por su comida rica en variedad, colores y sabores fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad por la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Actualmente cuenta con decenas de rutas como por ejemplo la de los “mil sabores del mole” en Oaxaca. Aunque cada país ostenta diferentes tipos de comida y tradiciones.

A continuación una lista de destinos gastronómicos del mundo que debe visitar al menos una vez en la vida:

Vancouver: el pescado fresco y diversos productos de mar, junto con los vegetales y las frutas le han valido a Vancouver la reputación culinaria actual que hoy tiene.

Tokio: si es un curioso de la gastronomía Tokio es la mejor opción, por los sabores y las presentaciones. Esta ciudad es conocida por su pescado pero puede encontrar platos de muchos países del mundo esta ciudad cosmopolita.

San Francisco: esta ciudad ancla su diversidad y estilo culinario en la multiculturalidad que la caracteriza. Hay platos para todos los gustos y preferencias, desde delicias mexicanas hasta la mayor variedad de comida China del mundo. En efecto, en San Francisco está la Chinatown más grande del planeta fuera de Asia.

Bruselas: esta ciudad se caracteriza por su increíble vida cultural y social. El movimiento de turistas de todo el mundo es constante y masivo. Esta ciudad es más bien costosa y sus restaurantes no son la excepción, incluso hay que hacer reserva previa pero sus platos valen la pena.

Barcelona: esta ciudad que está en la costa del Mediterráneo y es el punto de encuentro de culturas diversas e la gastronomía también está influenciada por muchas costumbres. En esta ciudad encontrarás toda la variedad de sabores que puedas imaginar.

Nueva York: no es una ciudad que se caracterice por tener una gastronomía típica pero al ser una de las ciudades cosmopolitas más grandes del mundo se pueden encontrar todo tipo de platos. La oferta gastronómica es alucinante y puedes probar sabores de los cinco continentes sin siquiera moverte de Manhattan.

Lyon: es la ciudad insignia de la gastronomía francesa y concentra la mayor cantidad de restaurantes lujosos, estrellas Michelín y “bouchons” o restaurantes típicos de todo el mundo. Como complemento, también podrás disfrutar de una fina y exquisita línea de vinos que se producen en la región.

Hanoi: si buscas probar algo totalmente diferente a lo que estás acostumbrado debes viajar a Vietnam y probar la gastronomía de Hanói. Esta ciudad vietnamita tiene una oferta gastronómica para todos los bolsillos con sabores increíbles: desde pequeños puestos callejeros hasta restaurantes de lujo. La variedad de sabores incluye por ejemplo perros, gatos y cocodrilos como los platos más extraños.

Roma: la cocina romana concentra todos los sabores típicos de Italia en una sola ciudad. Podrás encontrar desde las trufas y el pesto característicos del norte del país hasta el aceite de oliva de Toscana y los dulces, pescados y especias del Sicilia.

Las Vegas: es una ciudad en la que se encuentra de todo porque todos los chefs quieren presentar sus propuestas en este lugar. Hay restaurantes de todo tipo, muchos de ellos temáticos.

Estas son algunos de los destinos gastronómicos más importantes del mundo pero hay muchos más. No se pierda todas las novedades referentes a este tipo de turismo tan elegido por millones de viajero. En Noticias Interesantes encontrará todos los detalles para que te aventures y pruebes cada plato que el mundo tiene para ofrecerle.