Saltar al contenido

Yoga exclusivo para hombres

yoga para hombres

A pesar de que el yoga es una disciplina creada para los hombres y practicada únicamente por estos en sus comienzos, actualmente suele asociársela con las mujeres y pocos son los miembros del género masculino que se atreven a practicarla. Algunos por considerarla femenina, y otros por encontrarla demasiado difícil, de ahí que surgiera la idea de crear una variante del yoga exclusivo para hombres: el Broga.

 
¿De qué se trata el Broga?

yoga para hombres

En primer lugar, debe dejarse claro que el Broga no es una variante menor o simplificada del yoga, sino que una forma de practicar el yoga tradicional pero amoldado a las características masculinas.
Diferencias entre el Broga y el Yoga tradicional
Es por ello que en este programa de yoga para hombres se ha concentrado en combinar algunas de las posturas tradicionales del yoga con ejercicios de estiramiento que cualquier hombre practicaría en un gimnasio, pues con esto se busca superar la dificultad que suele tener el cuerpo masculino para desarrollar correctamente todas las posturas tradicionales.

 

El ambiente de la sesiones es otro de los aspectos en que ha incursionado el Broga, eliminando ese aire místico que suele acompañar al “yoga femenino” y sustituyéndolo por escenarios más relacionados con el hombre. De ahí que un aula para practicar Broga se parezca más un gimnasio que a un lugar de retiro y relajación.
Y mientras que el antiguo conocimiento de los chacras y del idioma sánscrito constituyen una parte más de una práctica de yoga habitual, en el Broga se utilizan conceptos mucho más simples y entendibles para la mente, generalmente menos espiritual, del hombre.

 
¿Qué se busca con la creación del Broga?

Esta nueva variante del Yoga busca atraer a los hombres hacia el milenario conocimiento del Yoga y beneficiarlo con sus propiedades. Robert Sidoti, uno de los creadores de este programa, comenta que el estrés, envejecimiento o el efecto de una actividad física intensa se reflejaban de una forma más acentuada en muchos hombres, para los cuales el Yoga constituiría un excelente tratamiento.
Pero en vista de las ya comentadas reticencias por parte de los hombres a compartir un espacio con mujeres, practicando ejercicios “femeninos”, la necesidad de crear una variante del yoga para hombres se hacia evidente.
Y si bien el Broga recién comienza, los horizontes para esta disciplina parecen ser amplios, al igual que la clientela de hombres que cada vez se animan más a estirarse y realizar posturas acrobáticas sin miedos ni complejidades. Ahora todos podrán gozar de los beneficios del yoga para la salud.